Un delincuente abandona cinco podencos en Lanzarote

La detención se produjo después de que un testigo denunciara la presencia de esos animales en mal estado físico, mostrando una grabación que provocó que los agentes del Seprona, junto a efectivos de la Policía Local de Teguise.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en la isla de Lanzarote han detenido a una persona que responde a las iniciales de S.A.V., de 46 años de edad y con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de abandono de animales por tener en la azotea de su casa a cinco podencos en «pésimas condiciones higiénico sanitarias».

La detención se produjo después de que un testigo denunciara la presencia de esos animales en mal estado físico, mostrando una grabación que provocó que los agentes del Seprona, junto a efectivos de la Policía Local de Teguise, se dirigieran al domicilio en cuestión el día 13 de julio para, con el permiso de un familiar que vive en la casa, accedieran a la azotea donde se encontraban los animales.

Una vez en el domicilio, los agentes pudieron comprobar las «pésimas condiciones higiénico sanitarias» en las que se encontraban los animales y la extrema delgadez que presentaban, así como la gran cantidad de pulgas y garrapatas que había en la azotea, además de un fuerte olor a excrementos y orín, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Así los agentes del Seprona ante dicha situación decidieron incautar cautelarmente los animales para proteger su integridad física, solicitando al Ayuntamiento de Teguise la colaboración necesaria para ello y el informe facultativo que acreditara el riesgo que padecían los animales en la situación descrita.

Finalmente, y atendiendo a la situación de los animales y al informe la Guardia Civil, se detuvo a S.A.V. como presunto autor de un delito de abandono de animales, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife.

La Guardia Civil recuerda que el delito de abandono de animales puede ser castigado con una pena de multa de uno a seis meses, y el juez podrá imponer la pena de inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés