¿Soy el humano de mi gato?

Quienes comparten su vida con uno o varios gatos saben bien que los mininos sienten afinidades particulares con ciertos miembros de la familia. Pero, ¿por qué los gatos eligen a una u otra persona como ‘su’ humano?

Ellos eligen

¿Soy el humano de mi gato? Los gatos suelen ser considerado animales ‘independientes’. Y esto es cierto hasta cierto punto. Porque aún tienen la necesidad y el deseo de vincularse con sus humanos. Un estudio científico de la Universidad de Ontario demostró que el apego de los gatos domésticos hacia sus dueños era muy fuerte. Tanto como el de los perros y el de los niños hacia sus padres. Por lo que está comprobado que los gatos pueden amar.

¿Soy el humano de mi gato?

Estos resultados contradicen el mito del gato huraño y desapegado. Al que solo le interesa pedir comida, dormir mucho y vivir en paz. Los gatos son animales especialmente sensibles. Y forman lazos profundos con las personas con las que comparten su vida. Nuestros gatos también suelen elegir a un miembro concreto de la casa. Ese será ‘su’ humano y con él mantendrán una estrecha relación.

Las preferencias de los gatos por una u otra persona puede venir desde su infancia. Elegirán como ‘su’ humano a quien les dio más cariño, mimos y atención desde pequeños. En caso de adoptar gatos adultos, nuestros amigos felinos se apegarán más a la persona que consideren su referente. Que será generalmente quien les dé de comer y se ocupe de jugar con ellos, acicalarlos y cuidarles.

¿Por qué el gato prefiere a cierta persona?

- Advertisement -

Las preferencias de los gatos por las personas también están determinadas por sus historias y personalidades individuales. Un gato que ha vivido un trauma podría mostrarse mucho más distante con aquellos que les recuerden a su agresor. Y eso podría ocurrir, aunque las personas hagan todos los esfuerzos del mundo por ganarse su cariño. ¿Soy el humano de mi gato?

Dependiendo de su carácter, un gato también puede sentirse más atraído por alguien tranquilo y apacible o por el más activo de la casa. Por regla general, los gatos se sienten más cómodos con las personas que les muestran atención sin forzar nunca el contacto. Porque si hay algo que los gatos odian es que se los obligue a algo. Por lo que tenderán a alejarse de quienes demuestren conductas insistentes o entrometidas.

¿Cómo ‘medir’ el amor de un gato?

Si tu gato te sigue a todas partes, duerme contigo, ronronea, busca tu atención y/o te acaricia, es muy probable que seas el afortunado elegido. Un gato no oculta sus sentimientos. Y demuestra su apego de muchas maneras. Con arrullos, maullidos suaves y pequeños lametones y mordiscos. Con ‘regalos’ (ratones, insectos o cualquier presa que puede cazar). O simplemente manteniéndose cerca de la persona que ama.

¿Soy el humano de mi gato?

También es muy posible que un gato no muestre una preferencia particular por alguien. Quizá el minino se encuentre tan cómodo y en familia que emplee el mismo comportamiento con todos los miembros. Ello dependerá de su personalidad, de su forma de expresarse y de sus experiencias. ¿Soy el humano de mi gato?

Cuando un gato está feliz en su entorno y es de naturaleza sociable, seguramente demostrará su cariño hasta por algunos invitados. Nunca se lo debe forzar a nada. Porque si se siente intimidado podría defenderse. Y este tipo de conductas suelen ser malinterpretadas. Lo que hay que hacer es disfrutar del privilegio de su amor. Porque los gatos no se lo conceden a cualquiera.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés