Estrategia del gobierno británico

El plan anunciado por el ministro de Energía y Cambio Climático, Ed Miliband, explica en detalle cómo conseguirá el Reino Unido sus objetivos internos respecto al cambio climático, fijados en la Ley sobre Cambio Climático (Climate Change Act) para reducir las emisiones al menos un 34% en 2020 respecto de los niveles de 1990. Ya se ha conseguido una reducción del  21%, equivalente a haber eliminado todas las emisiones de cuatro ciudades del tamaño de Londres.  

Transformar al Reino Unido en un lugar más limpio, más ecológico y próspero para vivir está en el centro de nuestros planes económicos para asegurarnos que Reino Unido esté preparado para aprovechar las oportunidades que se presenten. Las medidas anunciadas por el ministro significan que, para 2020:

– Habrá más de 1,2 millones de personas trabajando en empleos relacionados con el medio ambiente.
 
– 7 millones de hogares tendrán fuentes de energía propias y más de 1,5 millones tendrán subvenciones para generar su propia energía limpia.

– Un 40% de la electricidad procederá de fuentes de bajas emisiones de CO2, tales  como las fuentes renovables, la energía nuclear y el carbón limpio.

- Advertisement -

– Importaremos la mitad del gas que importaríamos sin esas medidas.

– Los automóviles nuevos emitirán un promedio de un 40% menos de CO2 que los actuales.

Al respecto, Ed Miliband,  Ministro de Energía y Cambio Climático declaró: “Luchar contra el cambio climático y transitar hacia a una economía sustentable y de bajas emisiones tiene sentido para nuestra sociedad, nuestra economía y nuestra seguridad. Nuestro plan Low Carbon Transition nos ayudará a abrir las puertas a nuevos empleos, nuevas industrias y nuevas oportunidades de comercio internacional para el Reino Unido”.

“La Cumbre del G8 y de las principales economías  que se realizó la semana pasada fue un auténtico hito en las negociaciones, pues por primera vez los líderes mundiales acordaron trabajar para que el aumento promedio de la temperatura mundial no supere los dos grados centígrados. Eso significa que, de ahora en adelante, tanto los países desarrollados como en vías de desarrollo tendrán que demostrar que sus actos y compromisos son coherentes con este marco científico. El futuro de las bajas emisiones ya está al alcance de cualquier país del mundo, en momentos en que faltan menos de 150 días para las conversaciones vitales de Copenhague”.

“Si quieren que los países en vías de desarrollo los tomen en serio, los países desarrollados deben mostrar su liderazgo y sus ambiciones. Por eso creo que cada país desarrollado necesita un plan para transitar hacia economías bajas en emisiones. Hoy publicamos el nuestro, demostrando que Reino Unido quiere y está listo para desempeñar su papel en la conferencia de Copenhague con políticas reales y verdaderos recortes de emisiones”.

El documento Estrategia industrial baja en carbono (Low Carbon Industrial Strategy), publicado anteriormente por el Gobierno, presenta una serie de intervenciones públicas activas para apoyar a las industrias claves en la lucha contra el cambio climático, situando a las empresas y a los trabajadores británicos a la vanguardia de una oportunidad enorme a nivel mundial.

También se han publicado los documentos Estrategia sobre energías renovables  (Renewable Energy Strategy), que expresa cómo logrará el Reino Unido que, en 2020, el 15% de toda la energía que consuma (electricidad, calefacción y transporte) proceda de fuentes renovables, y Low Carbon Transport: A Greener Future (Transporte bajo en carbono: Un futuro más verde), que explica cómo reducir las emisiones de CO2 del transporte al interior de los países en un 14% durante la próxima década.

Reino Unido es el primer país del mundo en contar con una ley que obliga a establecer “presupuestos de CO2”. De acuerdo con la Ley de Cambio Climático (Climate Change Act) de 2008, es obligatorio reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sucesivamente cada cinco años. El nuevo Plan de Transición establece la forma en que reducirán, para el año 2020, las emisiones hasta un 34% por debajo de los niveles de 1990 en los cinco sectores más contaminantes: la producción de electricidad, el consumo doméstico, las oficinas, el transporte y la agricultura, como primer paso para llegar a una reducción del 80% como mínimo en 2050.

A continuación entregamos un resumen de las medidas previstas en cada uno de esos sectores:

Producción de electricidad

Alrededor del 50% de la reducción anual de emisiones desde ahora hasta 2020 se conseguirá utilizando cada vez más fuentes de energía “verdes”. Se espera que el 40% de la electricidad consumida en 2020 proceda de fuentes de bajas emisiones de CO2: 30% de renovables y el resto de nucleares (incluidas las nuevas centrales) y carbón limpio. Debemos eliminar de todos modos el CO2 en la producción de electricidad antes de que termine 2050.

Viviendas y edificios comunitarios

Alrededor del 15% de la reducción anual de emisiones para el 2020 se conseguirá construyendo hogares más eficientes y apoyando la producción de energía a pequeña escala. Se pueden conseguir importantes ahorros: en una casa mal aislada se pierde aproximadamente una libra por cada tres libras gastadas en calefacción.

Oficinas y lugares de trabajo

Alrededor de un 10% anual de emisiones para el  2020 se podrá conseguir mejorando la eficiencia energética en el lugar de trabajo. Para el año 2050, las emisiones de nuestras fábricas, oficinas, escuelas y hospitales deberán ser casi de cero. Se crearán nuevas oportunidades de negocio y de empleo en nuevos sectores aparte del energético y se necesitará ayuda para apoyar a todas las empresas a fin de que mejore su eficiencia energética.

Sistema de transporte

Alrededor del 20% de la reducción anual de emisiones para el 2020 se conseguirá procurando que la gente viaje de modo más “limpio”. Para el año 2050, el transporte por carretera y ferrocarril estará “descarbonizado” en gran medida y en el aéreo y marítimo se habrán conseguido importantes mejoras en su eficiencia energética.

Sustentabilidad de la agricultura y el manejo de tierras

Para el año 2020, alrededor del 5% de la reducción anual de emisiones se conseguirá reduciendo las emanaciones que actualmente producen la agricultura, el uso de la tierra y el manejo de los residuos.

Comunicarse

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés