Científicos de diez países estudian mañana en Murcia efectos del cambio climático en la producción de frutas y verduras

Entre los participantes figuran equipos de investigación de Bélgica, España, Noruega, Holanda, Suiza, Sudáfrica, Brasil, India, República de Serbia y Egipto mientras que, por parte de España participan las doctoras del grupo de Calidad, Seguridad y Bioactividad de Alimentos Vegetales del Departamento de Tecnología de Alimentos del Centro Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), María Isabel Gil Muñoz y Ana Allende Prieto.

   Precisamente, la sede del CEBAS-CSIC acogió hoy una reunión preparatoria en la que han participado las coordinadoras del proyecto ‘Impacto del cambio climático y la globalización en la seguridad alimentaria: frutas y hortalizas’, la profesora de investigación de la Universidad de Gante (Bélgica), Mieke Uyttendaele, y la doctora de la misma universidad, Liesbeth Jacxsens, a quienes acompañaban las investigadoras del CEBAS que participan en el proyecto, María Isabel Gil y Ana Allende.

   Acerca de los objetivos y de los trabajos a desarrollar a lo largo de los próximos cuatro años, los investigadores hicieron hincapié en la garantía de la seguridad alimentaria de las frutas y hortalizas mediante el estudio de los posibles efectos del cambio climático en la producción.

   Entre las principales actividades de los investigadores destaca el estudio del proceso de producción, como el periodo de precosecha, en el que se tratará del estudio del impacto de las condiciones climatológicas extremas y el posible aumento del riesgo microbiológico en cultivo de hoja y cultivos sin suelo, y determinar cómo responder a este posible impacto.

- Advertisement -

   Por lo que se refiere a los procesos de manipulado postrecolección, se trata de determinar el necesario control de riesgo microbiológico  en los procesos de lavado y envasado de frutas y hortalizas, y en especial de los productos denominados de cuarta gama, preparados para el consumo.

   Del desarrollo de las once líneas de investigación que contempla el proyecto derivarán recomendaciones a la Unión Europea para regular tanto la producción interna de frutas y hortalizas como las importaciones, determinado qué estándares de calidad deben exigirse.

   El proyecto europeo ‘Impacto del cambio climático y la globalización en la seguridad alimentaria: frutas y hortalizas’, denominando VEG-i-TRADE, cuenta con un presupuesto de 6 millones de euros.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés