Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

Greenpeace lamenta la falta de avances antes de la cumbre de Cancún

“Los negociadores presentes en Bonn parecen ajenos a los impactos del cambio climático que copan este verano los informativos de todo el mundo y siguen sin dar muestras de pretender firmar un acuerdo climático internacional que salve el clima” ha declarado Aida Vila, responsable de la campaña Cambio climático de Greenpeace.

 

La organización ecologista señala a Estados Unidos, Australia, Japón y Canadá como grandes responsables de la falta de avances en las negociaciones, ya que su estrategia se ha basado esta semana en exigir cada vez más a los países en desarrollo, mientras ellos ofrecían cada vez menos. Sin embargo, Greenpeace recuerda que estos no son los únicos culpables del actual estado de las negociaciones y que muchos otros países siguen priorizando los intereses económicos del lobby de los combustibles fósiles, mientras ignoran por completo las recomendaciones de los científicos climáticos para mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 2ºC.

 

Greenpeace recuerda que el aumento de la temperatura global sigue avanzando a gran velocidad y destaca, como muestra, el desprendimiento de un iceberg de casi 90 kilómetros cuadrados del glaciar de Pettermann, en el norte de Groenlandia, esta misma semana. La organización ecologista estuvo en la zona el verano pasado con un equipo de científicos independientes que encontraron indicios de que la pérdida de hielo en la parte flotante del glaciar de Pettermann podría estar acelerando el deshielo del manto polar ártico.

 

Estos datos parecen confirmarse con el último informe sobre el estado del hielo ártico del National Snow and Ice Data Center de Colorado (1) en el que se expone que el deshielo del Ártico que afectaba sólo al hielo “estacional” está empezando a afectar al hielo antiguo que había permanecido intacto hasta ahora y que, si se derrite, será sustituido por hielo estacional, mucho menos resistente al deshielo.

 

Greenpeace destaca la urgencia de frenar el cambio climático y para ello pide un aumento de los compromisos de los países industrializados ante la próxima reunión internacional que se celebrará en China, en el mes de octubre. La organización ecologista recuerda la estrecha relación entre débiles compromisos de reducción de emisiones y mayores necesidades de financiación internacional para abordar los graves impactos del cambio climático a los que tendrán que hacer frente los países en desarrollo.

 

“Sólo queda una oportunidad para negociar antes de la cumbre de Cancún y si los negociadores no alcanzan ni acuerdos parciales en los elementos esenciales, Cancún puede ser otro fracaso. Los impactos del cambio climático nos muestran la urgencia y ni la crisis económica puede servir de excusa ahora que sabemos que cuanto más tardemos en hacer frente al cambio climático, más cara pagaremos la factura y más vidas humanas pondremos en riesgo” ha concluido Vila.

— Greenpeace

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés