La IATA reclama a la UE que abandone su «equivocado» plan de incluir al sector en el mercado de emisiones

Las aerolíneas, aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea y fabricantes se han comprometido a mejorar la eficiencia de combustible en un 1,5% anual hasta 2020, limitar las emisiones de CO2 a partir de 2020 y reducirlas al 50% para 2050.

   Según cálculos de la Comisión Europea, la entrada del sector del transporte aéreo en dicho sistema tendrá un coste de entre 2 y 12 euros por trayecto para el pasajero que compre billete para un vuelo transatlántico, impacto que considera «limitado».

   El primer año se les concederá gratuitamente el 85% de estos derechos y el 82% los años restantes, con lo que deberán asumir el pago del 15%, esto es unos 380 millones de euros en 2012. También se prevé reservar un 3% en el periodo 2013-2020 para nuevas empresas y compañías con gran crecimiento.

   Algunas aerolíneas ya han advertido que el beneficio medio ambiental se verá afectado por los elevados costes de los permisos de emisión para el sector, que tendrá que sumar un nuevo gasto «inútil e improductivo».

- Advertisement -

   El costo inicial para el sector será de 1.200 millones de dólares (881,61 millones de euros) en 2012, según la estimación de la patronal aérea.

ABOGA POR UNA SOLUCIÓN GLOBAL.

   «La IATA no se opone al comercio de emisiones, apoyamos este concepto, pero el enfoque unilateral en el seno de la UE no puede ser más equivocado», aseguró el director general y consejero delegado de la patronal aérea, Tony Tyler.

   Para el directivo, estos planes no hacen sino distraer a los diferentes gobiernos «de la verdadera solución a nivel global a través de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI, por sus siglas en inglés)».

   Tyler ve en los planes de la UE un «desafío a la soberanía nacional». «Los planes de Europa contravienen el derecho internacional con la aplicación extraterritorial de impuestos», opinó.

   El ejecutivo recordó que China, India y EE.UU. se encuentran entre los estados que formalmente ya han mostrado su oposición al futuro régimen de emisiones de CO2 en Europa.

   Por ello, urgió a los gobiernos europeos a trabajar en el proyecto de ‘cielo único europeo’, que permitirá reducir en 16 millones de toneladas las emisiones de CO2, e hizo un llamamiento a Asia, una región donde el tráfico crece rápidamente, para que comience a pensar en una fórmula similar. Además, instó a que se apoyo al sector en el desarrollo de biocombustibles para reducir la huella de carbono de la aviación hasta en un 80%.

   La IATA recordó que las aerolíneas representan el 2% de las emisiones mundiales de CO2 y que este año se estima en unos 650 millones de toneladas de CO2 las emitidas en el ejercicio de su actividad (con 2.800 millones de pasajeros y 46 millones de toneladas de carga).

   En 2050, la industria prevé transportar 16.000 millones de pasajeros y 400 millones de toneladas de carga, con la emisión de unos 320 millones de toneladas de CO2.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés