Asturias. En el primer trimestre subio la contaminación en Gijón

Con los datos de estaciones de control de la contaminación del Gobierno de Asturias  del año 2014, podemos comprobar como ha subido la contaminación en el primer trimestre del año en gran parte de las estaciones de control, eso que las precipitaciones fueron muy abundantes en estos meses, limpiando la atmósfera, lo que demuestra lo elevada que fue la contaminación en la zona, lo muy peligrosa que son estas emisiones al aire.

– En cuanto a la contaminación por partículas PM10:

Han subido los valores en partículas en las estaciones de; Plaza Castilla, Avenida de la Constitución, Hermanos Felgueroso, Jove.

Hay que recordar que con los datos del pasado año 20013, es significativo que todas las estaciones superan el valor de 20 µg/m3  para partículas PM10 de menos de 10 micras, valor recomendado como máximo de promedio anual por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Concretamente, las medias anuales son 53 µg/m3 en la estación de Monteana, 45 µg/m3  en la  de  Tremañes, 42 µg/m3 en la  de  Avenida Argentina, 32 µg/m3  en la  de  Serin, 30 µg/m3 en Avenida de la Constitución, 30 µg/m3  en la  de  Jove, 30 µg/m3 en Hermanos Felgueroso y 29 µg/m3 en Plaza Castilla. Estos datos[1] ponen de manifiesto que la contaminación en partículas PM10 sigue siendo un grave problema.

Además, en la estación de Monteana, Tremañes y Avenida de la Argentina no se cumple el valor límite diario de protección a la salud establecido por la norma española, que prevé un límite de 35 superaciones al año del valor de 50 µg/m3: se produjeron en estas estaciones, 119 dias superados, 101 y 86 superaciones respectivamente.  

La contaminación en partículas PM10 está asociada a la aparición y el agravamiento de múltiples patologías. Las partículas pueden entrar en el sistema respiratorio, llegando y adosándose en los alvéolos, impidiendo un intercambio adecuado de oxígeno entre los pulmones y la sangre; más grave aún es el daño que causarían partículas de menor tamaño que las PM10, las PM2,5 (las que atraviesan un tamiz de 2,5 micras), capaces de adentrarse aún más profundamente en el sistema respiratorio[2] y de las que el Principado de Asturias no ofrece datos públicos disponibles en las estaciones de control de la contaminación de Gijón, aunque se sabe que existe una correlación directa entre niveles de contaminación PM10 y los que podría haber de PM2,5[3]. Según la Organización Mundial de la Salud la exposición crónica a las partículas aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como de cáncer de pulmón. Asimismo esta organización afirma que la mortalidad en ciudades con niveles elevados de contaminación supera entre un 15% y un 20% la registrada en ciudades limpias[4], de ahí los beneficios de toda índole, incluidos los económicos, que se producen con la inclusión de políticas reductoras de la contaminación.

Hay que recordar que la zona central asturiana es la única zona de España que desde hace años supera el umbral de protección de la salud en partículas todo el año que esta fijado en una media anual de de 40 µg/m3..

La OMS estableció en 2005 unos valores límite para partículas PM10 aún más restrictivos que los vigentes en la Unión Europea, en sus Guías de Calidad del Aire. Así, mientras España considera un valor límite promedio anual de 40 µg/m3 la OMS lo establece en 20 µg/m3.  

– En cuanto a la contaminación de Óxidos Nitrógeno NO2:

Han subido los valores  de óxidos de nitrógeno en las estaciones de; Monteana, Serin.

La O.M.S. recomienda no superar una media anual de 40 µg/m3 para proteger a la población de los efectos nocivos para la salud del NO2 gaseoso.  Se superó ese límite numerosos días: en la estación de en la estación de la Avenida Argentina, 103 días en Avenida de la Constitución, 102 días en Hermanos Felgueroso, 62 días en la Avenida Argentina, 59 días en Tremañes, 21 días en Plaza Castilla.

Estudios epidemiológicos han revelado que la exposición a largo plazo al NO2 provoca una disminución de la función pulmonar y aumenta el riesgo de aparición de síntomas respiratorios como bronquitis aguda, tos y flema, especialmente en los niños. También se ha asociado a un menor peso fetal.

Las Administraciones competentes, el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Gijón con sus competencias, deben asumir sus responsabilidades ante esta grave situación, para reducir la contaminación y prevenir y evitar afecciones a la salud de la población.

Hay que recordar que esta proyectada en Gijón por parte del Gobierno de Asturias la instalación de una incineradora de 310.000 toneladas al año con la consiguiente elevada contaminación, en una zona ya muy contaminada.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés