Costa Rica. UCR sigue adelante con construcción en las instalaciones deportivas

El movimiento de tierras está a punto de iniciarse, y se ha abierto una nueva entrada a la Finca 3, supuestamente para el tránsito de las vagonetas, que amenaza un bosquecito que alberga búhos y otras aves que tienen allí su santuario.

A pesar de que a finales de diciembre del 2016 la Sala IV notificó a las autoridades de la Universidad de Costa Rica (UCR) que debían detener la tala de árboles en las instalaciones deportivas, hasta hoy se han talado 57 de los 95 árboles que desaparecerán si la casa de estudios se empeña en la construcción del nuevo edificio para Odontología.

El movimiento de tierras está a punto de iniciarse, y se ha abierto una nueva entrada a la Finca 3, supuestamente para el tránsito de las vagonetas, que amenaza un bosquecito que alberga búhos y otras aves que tienen allí su santuario.

“Si pretenden abrir acceso para materiales justo en la zona de ese estrecho sendero al norte del estadio “Ecológico”, tendrían que arrancar una buena porción de bosque ribereño de la quebrada Sabanilla, el cual es intocable por ley”, aseguró a CrHoy Thelma Carrera, vocera del movimiento y estudiante de la maestría en Comunicación.

Por su parte, Paulina Mata, también del Movimiento de Conservación Ambiental de la Universidad de Costa Rica, indicó que cerca de 20.000 metros cuadrados de áreas verdes se verán afectadas con esta construcción, además de la habilitación de nuevas zonas accesos al edificio principal y la construcción de una nueva planta de tratamiento de aguas.

Agregó Mata que el recurso de amparo no solamente fue presentado contra la UCR sino también contra SETENA, porque el estudio de vialidad elaborado por ese organismo no incluyó la construcción del nuevo edificio de Odontología.

De acuerdo con Jorge Lobo, biólogo de la Universidad de Costa Rica, con la construcción de este nuevo edificio se verán amenazadas 108 especies, 99 géneros y 49 familias de plantas. Lobo destacó que “solo 14 de las especies observadas (13%) son introducidas y naturalizadas, de modo que la mayor parte de la vegetación es nativa de la región”.

Oposición de la Escuela de Biología

Gustavo Gutiérrez, catedrático en Biología, externó su total desacuerdo con la construcción del edificio de Odontología, y censuró la actitud de las autoridades universitarias al desacreditar el inventario cuantitativo elaborado por esa escuela bajo criterios eminentemente científicos, que fuera presentado en octubre pasado para frenar esa construcción.

Además del inventario sobre flora en la zona, se elaboró otro sobre la fauna, que demuestra científicamente el daño que se le estaría haciendo a una gran cantidad de especies que habitan en ese sector boscoso.

“No conocíamos las medidas cautelares”

Las autoridades universitarias alegan desconocimiento de las medidas cautelares.

Las autoridades universitarias alegan desconocimiento de las medidas cautelares.

El arquitecto Kevin Cotter, de la Oficina Ejecutora del Programa de Inversiones de la UCR, manifestó por su parte que una vez que se recibió la notificación de la Sala IV se decidió parar la tala de árboles mientras se resuelve el amparo.

Al preguntarle por qué no se construyó ese edificio en algún otro sitio respondió que se pensó en hacerlo en Finca 4, otro sector de las instalaciones, pero que la Municipalidad de Montes de Oca les negó el uso de suelo en ese sector.

De toda suerte, ya se ha talado más de la mitad de los árboles. Los defensores de área boscosa se preguntan si la Sala IV decide frenar esa construcción, en forma definitiva, ¿cómo se va a reparar el daño hecho hasta ahora en ese pulmón de Montes de Oca?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés