Cámara capta por primera vez a perro de monte en Talamanca

Se trata de la primera ocasión que se logra divisar al perro de monte en Costa Rica, que habita al Norte de Panamá, y se le ha visto en una elevación máxima de de 1500 metros sobre el nivel del mar.

Una cámara captó por primera vez en el país al esquivo perro salvaje Speothos venaticus.

El avistamiento se dio en las montañas de Talamanca, reportó hoy el sitio de National Geographic.

Se trata de la primera ocasión que se logra divisar al perro de monte en Costa Rica, que habita al Norte de Panamá, y se le ha visto en una elevación máxima de de 1500 metros sobre el nivel del mar.

- Advertisement -

De acuerdo con National Geographic, el hallazgo lo hizo Jan Schipper, quien esperaba ver imágenes de jaguares mientras revisaba fotografías de cámaras trampa instaladas alrededor de los montes de Talamanca.

Lo que el biólogo vio en su lugar, fue un carnívoro bajo y rechoncho que rara vez se observa.

“Nos habíamos esforzado tanto para encontrar algo que fuera increíblemente raro que cuando finalmente obtuvimos la imagen, fue como Navidad”, dijo Schipper, director de investigación de conservación en el Zoológico de Phoenix.

El perro de monto es del tamaño de un gato doméstico, vive en bosques desde el sur de Brasil hasta el Norte de Panamá.

Aunque existían registros de avistamientos de perros de monte en Costa Rica, no estaban lo suficientemente documentados para verificarse, afirma el investigador.

Los nuevos datos de captura de la cámara ayudarán a los científicos a desentrañar misterios sobre el canino nocturno, que es extremadamente difícil de rastrear o captar con este tipo de dispositivos.

“Tuvimos cámaras en el área durante 12 años, y esta es la primera imagen que tenemos“, afirma Schipper en la publicación.

Con base en la evidencia arqueológica que muestra que los perros se montaña no son originarios de Costa Rica, Schipper sospecha que los animales que vio eran inmigrantes recientes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés