Bolivia enfrenta nuevos embates climáticos

Consecuencia del fenómeno climatológico El Niño, Bolivia enfrenta hoy vientos huracanados en Santa Cruz, inundaciones en Beni y derrumbes de cerros y casas en La Paz y Cochabamba.

Defensa Civil confirmó además que la cifra de familias afectadas por intensas precipitaciones se elevó de 28 mil a 36 mil 163 en todo el país suramericano.

En la capital oriental, los vientos de más de 100 kilómetros por hora azotaron por la madrugada varias zonas de Santa Cruz, causando daños en viviendas y el servicio eléctrico, aunque no se reportaron daños humanos.

La Cooperativa Regional de Electricidad (CRE) y la municipalidad atendieron las emergencias.

En tanto, en Beni, los ganaderos evacuaron 90 mil cabezas de ganado en previsión ante los últimos pronósticos de 10 días de lluvias con sus consecuentes inundaciones.

Las reses fueron transportadas en camiones y pontones hasta Trinidad y Santa Cruz. Sin embargo, afiliados a la Federación de Ganaderos del Beni advirtieron que todavía queda un millón de cabezas en riesgo, en las regiones de Moxos y Santa Ana de Yacuma.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología pronosticó el miércoles una ola de lluvias de al menos 10 días a fin de mes, y el Viceministerio de Defensa Civil alertó de posibles inundaciones en Chapare (Cochabamba), norte de La Paz, norte de Santa Cruz, y las tierras aledañas al río Mamoré e Ibare, en Beni

Los embates climáticos afectan en Bolivia a 92 municipios y las inundaciones mantienen anegadas unas 11 mil 451 hectáreas de cultivo.

Ante este escenario, el gobierno destinó cerca de mil toneladas de ayuda que fue distribuida, especialmente, en el norte de La Paz, la zona del trópico cochabambino, el norte cruceño y en Beni.

PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés