Generarán abono y biogás con heces de res en Tzucacab

El centro de Desarrollo Tecnológico que funciona en el rancho Tantakín, en busca de formas de trabajo que sean amables con el medio ambiente, comenzará a aprovechar al máximo el estiércol que se genera en sus criaderos.

Con ese objetivo ya se instala un biodigestor para los desechos de las reses que generarán biogás y abono en lugar de tirarlos al aire libre y contamine el medio ambiente con metano y se convierta en criaderos de moscos.

 

El biólogo Gerardo Ochoa Tovar informa que el estiércol que generan las reses se utilizará para la elaboración de biogás para la cocina del instituto y de abono para los cultivos en la zona.

 

Se evitan plagas

 

En el biogestor desembocará el estiércol que generen el ganado, «en lugar de tirarlo y contaminar con ello el medio ambiente con la generación de gas metano que contribuye al efecto invernadero. También se evita que se formen criaderos de moscos u otras plagas que afectan después».

 

«Estamos instalando un biodigestor tipo Bach ó salchicha, en donde vamos a depositar el estiércol y agua: por cada 10 kilos de desechos agregaremos 30 litros de agua y esperaremos dos meses aproximadamente para tener biofertilizante y 15 para el biogás.

 

El informante detalla que el lapso para tener disponibles los derivados dependerá también del medio ambiente y añade que hay que esperar unos 20 días para comenzar a usar el gas en la cocina, en la elaboración de queso.

 

«Este tipo de biodigestor es económico, pues se puede tener uno con una inversión aproximada de $2,000. Se puede instalar uno en un rancho y producir el biofertilizante.

 

Limpieza

 

«Con este sistema, el abono te sale en $2 el kilo, cuando en el mercado cuesta $30. Cada determinado tiempo se debe limpiar el biodigestor y el lodo que resulta de ello se puede usar como composta.

 

«Esta es una alternativa que demuestra que sí se puede trabajar beneficiando el medio ambiente. De hecho hay muchas formas de trabajar sin ser agresivos con el medio ambiente, y en Tantakín estamos en busca de alternativas que pueden permitir trabajar con costos bajos, para que el productor obtenga buenos ingresos, al mismo tiempo que se beneficie al medio ambiente.

 

Ochoa Tovar precisa que el biodigestor comenzará a funcionar pronto, ya que sólo le faltan unas tuberías.

http://www.yucatan.com.mx/ – PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Argentina: mamíferos extintos

Plantando árboles para salvar vidas

El ‘fantasma’ de los Andes