México y Centroamérica, destinos de las empresas andaluzas de energías renovables

Ramírez de Arellano ha inaugurado en Sevilla el III Foro de Energías Renovables en México y Centroamérica, organizado por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda).

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado la importancia de México y Centroamérica como destino de las empresas andaluzas de renovables, dentro de su estrategia de internacionalización y ante el estancamiento que sufre la zona de Europa.

Ramírez de Arellano ha inaugurado en Sevilla el III Foro de Energías Renovables en México y Centroamérica, organizado por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda).

El consejero ha resaltado la importancia para Andalucía de «proyectarse en nuevos mercados en un sector tan estratégico como son las renovables».

Ha recordado que las empresas andaluzas tiene dos planificaciones estratégicas fundamentales, en las que trabaja la Junta, por un lado la estrategia energética, donde «Andalucía tiene una producción autóctona de energía prácticamente centrada al cien por cien en renovables, lo cual obliga a nuestras empresas energéticas e ingenierías relacionadas con el sector a ser muy innovadores y competitivos y las llena de oportunidades para expandirse internacionalmente».

La segunda estrategia es la de internacionalización que ha puesto en marcha la Junta «donde se busca mercados adicionales a nuestro entorno convencional de la UE y resto de España».

En ese sentido, resalta que Andalucía «está logrando unas tasas de exportaciones de sus bienes materiales y servicios, que proyectan internacionalmente el talento de Andalucía, la formación de las personas y sus capacidades».

Asimismo, valora que «el potencial de México y Centroamérica es enorme» y pueden ser «puente de acceso a otros mercados en Iberoamérica que están dentro de los procedimientos estratégicos del plan de internacionalización».

El consejero precisa que este foro de análisis supone «una misión inversa donde hay representantes mexicanos y de países centroamericanos, para obtener rendimiento a medio plazo y supone una oportunidad a nuestras empresas y servicios de ingeniería para encontrar nuevos retos y hacerse mas competitivos».

Arellano ha recordado la interesante estrategia de fomento de las renovables emprendida por México, «una de las mas ambiciosas» de todo el mundo, y, aunque reconoce que la producción energética andaluza sigue dependiendo del mercado europeo, «hay que hacer un esfuerzo por diversificar y buscar otros mercados diferentes al europeo, hay que buscar nuevos socios y ámbitos de expansión; y América es un continente lleno de oportunidades, con una historia y cultura común, con la que debemos reforzar lazos».

El presidente de Extenda, Gaspar Llanes, también ha recordado la importancia de las renovables «que son el futuro» y ha recordado que Andalucía «es líder mundial» en producción, por lo que apunta una serie de retos, «como dar la vuelta al modelo energético en 50 años, para lo cual se requieren de 10.000 millones al año».

POLÍTICA DEL GOBIERNO CENTRAL

Por otro lado, preguntado por un posible cambio en la estrategia del Gobierno central en materia de renovables, el consejero no confía en que haya muchos cambios al respecto, y cree que el Ejecutivo «debe hacer en esta política, como en cualquier otra, abandonar los cinco años que ha actuado de manera puntual y con medidas desconectadas unas e otras, por lo que debe plantear políticas coherentes y sostenibles».

Así, tras recordar que «la energía es una cuestión estratégica para este país», insiste en que este sector «necesita planteamiento estratégico de fondo, necesita claridad y seguridad para los actores del sector, es fundamental para el desarrollo industrial de España».

«Si no hay política energética sostenible, en que enchufe van a enchufarse las empresas que vayan a poner sus industrias en marcha», se pregunta el consejero, para el que el Gobierno central «debe abandonar la estrategia del pasado y ponerse a trabajar de manera rápida y profundizar en una estrategia a medio y largo plazo con todos los actores».

Para Arellano, esta cuestión «debería ser ajena a contingencias políticas, pues los países deciden su estrategia energética y ésta dura décadas, no son cuestiones que mañana o pasado cambien con un nuevo Gobierno».

En ese sentido, considera que «debe ser uno de los deberes fundamentales de este Gobierno, que ha estado un año en funciones pero en los cuatro años anteriores no han sido para estar orgullosos en ese sentido». «Sabemos que hay dificultades financieras pero sustituir una estrategia por no tener estrategia es un error», ha aseverado.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés