Google se apunta a las energías renovables

La sostenibilidad ha sido uno de los valores centrales de Google desde el principio. A lo largo de los años hemos trabajado mucho para reducir la huella de carbono que genera nuestra actividad.

Una de las piedras angulares de nuestros esfuerzos en sostenibilidad es nuestro compromiso con la energía limpia. Somos una empresa con huella de carbono neutra desde 2007.

En 2017 nos convertimos en la primera empresa de nuestro tamaño en obtener todo nuestro consumo anual de electricidad de energías renovables (y lo hicimos de nuevo en 2018).

Como resultado, nos convertimos en el mayor comprador corporativo de energía renovable del mundo.

Hoy damos otro gran paso al llevar a cabo la compra corporativa más grande de energía renovable de la historia, que se compone de un paquete de 1.600 megavatios (MW) e incluye 18 nuevas compras de energía.

En conjunto, estos aumentarán nuestra cartera mundial de compras de energía eólica y solar en más del 40%, a 5.500 MW, lo que equivale a la capacidad de un millón de tejados solares.

Una vez que todos estos proyectos se alineen, nuestra cartera de energía libre de carbono producirá más electricidad que lugares como Washington D.C. o países enteros como Lituania o Uruguay.

Nuestros últimas compras también estimularán la construcción infraestructuras energéticas valoradas en más de 2.000 millones de dólares, incluidos millones de paneles solares y cientos de turbinas eólicas repartidas en tres continentes.

En total, nuestra flota de energía renovable incluye 52 proyectos, generando más de 7.000 millones en nuevas construcciones y miles de puestos de trabajo. 

Para garantizar el máximo impacto, nuestras últimas adquisiciones de electricidad cumplen con los rigurosos criterios de «adicionalidad» que establecimos hace mucho tiempo para nuestras compras de energía.

Esto quiere decir que no estamos comprando energía de los parques eólicos y solares existentes, sino que estamos llevando a cabo compromisos de compra a largo plazo que suponen el desarrollo de nuevos proyectos.

Llevar energía renovable incremental a las redes donde consumimos electricidad es un componente crítico de la búsqueda de energía libre de carbono 24×7 en todas nuestras operaciones.

Estos 18 nuevas compras abarcan todo el mundo e incluyen inversiones en EEUU, Chile y Europa. En Estados Unidos compraremos energía de 720 MW de granjas solares en Carolina del Norte (155 MW), Carolina del Sur (75 MW) y Texas (490 MW), más del doble de la capacidad de nuestra cartera solar global hasta la fecha.

En América del Sur, estamos agregando 125 MW de capacidad de energía renovable a la red que abastece nuestro centro de datos en Chile. Además, casi la mitad de esta cantidad de energía renovable (793 MW) procederá de Europa, en concreto en Finlandia (255 MW), Suecia (286 MW), Bélgica (92 MW), y Dinamarca (160 MW).

Estas compras de energía renovable no sólo son importante por su volumen.

Hasta ahora, la mayoría de nuestras compras de energía renovable en EEUU han sido de energía eólica, pero el descenso en el precio de la energía solar (más del 80% en la última década) ha hecho que aprovechar el sol sea cada vez más rentable.

Mientras tanto, nuestro acuerdo con Chile implica que será la primera vez que compraremos energía en un acuerdo de tecnología híbrida que combina energía solar y eólica.

Debido a que el viento sopla a menudo en diferentes momentos en los que también brilla el sol, unirlos nos permitirá combinar nuestro centro de datos chileno con electricidad libre de carbono durante más tiempo cada día.

Más allá de nuestras propias operaciones, estamos trabajando para hacer que la energía limpia sea algo mayoritario, derribando barreras para aquellos que desean comprar energía renovable.

Hoy anunciamos dos nuevas subvenciones de Google.org para brindar más apoyo a las organizaciones que ayudan a las empresas a acceder acceso a energía limpia, desde floristerías hasta minoristas o startups.

Ofreceremos una subvención de 500.000 dólares a Renewable Energy Buyers Alliance (REBA) en EEUU, y otra de 200.000 dólares a RE-Source en Europa. Estas subvenciones ayudarán a financiar el desarrollo de nuevos modelos de compra, proporcionarán formación y recursos para los consumidores y permitirán un acceso más generalizado a la energía limpia. 

Como se puede ver en nuestro Informe medioambiental de 2019, recientemente publicado, estas son sólo algunas de las vías en las que estamos trabajando para abordar el cambio climático a escala global.

También estamos invirtiendo en inteligencia artificial y otras tecnologías como Google Earth Engine para llevar estos esfuerzos más allá de nuestras fronteras.

Nuestro objetivo es asegurarnos de que la tecnología pueda beneficiarnos a todos, incluyendo a este planeta al que llamamos hogar. Con el anuncio de hoy, estamos un paso más cerca de ese objetivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés