Forestalia invertirá 2.400 millones en 66 parques eólicos de Teruel

Los parques suponen 12.000 empleos directos e indirectos durante los años de construcción, y más de 450 en la explotación, según ha confirmado Fernando Samper, el presidente de la empresa.

La empresa aragonesa Forestalia proyecta 3.000 megavatios de energías renovables en 50 municipios de la provincia de Teruel, para desarrollar 66 parques eólicos y fotovoltaicos en los próximos cuatro años, con una inversión prevista de más de 2.400 millones de euros.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha destacado que se trata del proyecto de energías renovables «más importante que en este momento se está poniendo en marcha, no en Aragón, en España y que tiene un efecto sobre absolutamente formidable».

Ha incidido en que «estamos hablando de algo muy importante para seguir alimentando la ilusión en el futuro de las zonas de las cuencas mineras», como es la construcción de una fábrica de pellets.

- Advertisement -

Lambán ha expuesto que se trata de un proyecto social, un proyecto promovido por una empresa aragonesa, Forestalia, que «contempla la creación de mucho empleo, la creación de mucho crecimiento económico porque el proyecto significa la puesta en marcha de una figura muy interesante, la de las asociaciones de municipios para tramitar conjuntamente las licencias y para repartir de manera solidaria en los cuatrocientos y pico millones de euros que para los municipios generarán de manera directa los parques».

Asimismo «es un proyecto verde porque las megavatios que se van a producir aquí contribuyen a ese propósito de la Agenda 2030 de crear energía asequible y no contaminante, que progresivamente vaya sustituyendo y dejando atrás a las energías procedentes del carbono del petróleo, que se han demostrado absolutamente incompatibles con la necesidad de preservar el medio ambiente».

En concreto, Forestalia tiene previsto desarrollar una cartera de 34 parques fotovoltaicos y 32 parques eólicos en la provincia de Teruel, que suman respectivamente 1.640 y 1.300 MW.

La inversión total de estos proyectos es de más de 2.400 millones de euros, con una previsión de ingresos en el territorio de más de 408 millones en 30 años, mediante impuestos municipales y alquiler de terrenos. El horizonte de trabajo para el desarrollo y ejecución de los proyectos es de cuatro años.

Además de todos estos proyectos eólicos y fotovoltaicos, Forestalia impulsará una planta de producción de pellets en el municipio de Andorra.

Será la mayor planta de pellets de España, con una capacidad de producción de 200.000 toneladas anuales. La planta de Andorra creará 60 empleos directos en la planta, y más de 350 en explotaciones forestales, acopio y logística de la biomasa.

Forestalia ya dispone actualmente de dos plantas de pellets, ubicadas en Erla (Zaragoza) y en Huerta de Rey (Burgos).

Nuevo modelo

Este anuncio tan decisivo para numerosas comarcas turolenses, se acompaña de un nuevo modelo creado en la provincia de Teruel por el que el establecimiento e implantación de parques de energías renovables que promueven empresas privadas se haga en terrenos municipales.

Los ayuntamientos verán generar y transformar en la misma provincia la materia prima, lo que genera puestos de trabajo durante y después de su instalación, ya que el objetivo es reinvertir los beneficios para crear nuevos nichos de empleo.

Este modelo, inexistente hasta ahora, aglutina en un primer momento a 42 municipios, el 18 por ciento de toda la provincia en cuatro asociaciones: En marcha: Viento Alto (11 municipios); en trámite: Altiplano (9) y Majalinos (12). En proyecto: Mudéjar (9), en cuyos proyectos intervienen empresas como Samca, Galaxy, Forestalia, Endesa, Cobra, Energías Renovables de Teruel, Renomar, entre otras.

Uno de sus fines es actuar de forma solidaria y conjunta para la tramitación de los expedientes de autorización correspondientes y socializar parte de los ingresos, a través de un fondo común, en beneficio de todos los ayuntamientos, independientemente del número de molinos o placas instaladas en sus términos municipales.

Una vez instalada la actividad que genere ingresos a las arcas municipales, por alquiler y los correspondientes impuestos, será posible la generación de empleo, preferentemente femenino, y la actividad económica, a través de fórmulas empresariales-pymes con formula público-privada y gestión profesional.

El modelo ya ha recibido el visto bueno del Ministerio para la Transición Ecológica y lo ha tramitado, una vez que una de las asociaciones también se realiza con el municipio de Morella, en la provincia vecina de Castellón. La producción energética trasciende así el ámbito de la propia región, lo que precisa la tramitación ministerial.

Asociaciones municipales

El Gobierno de Aragón trabaja en promover esta forma solidaria de asociaciones municipales desde 2017, cuando en septiembre de dicho año pidió autorización al ministerio para evacuar energía en la subestación Mudéjar que, hasta entonces, no contaba con ella.

Dicho permiso se obtuvo el 25 de julio de 2018 en Consejo de Ministros, que también permitió ampliar el nudo de Morella con más de 1.000 MW.

Posteriormente, en agosto de 2019, Red Eléctrica dio el visto bueno al reparto de megavatios a las empresas. Esto ha permitido que hoy Forestalia inicie este modelo, como en el futuro lo harán otras empresas.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha puesto el acento en la urgencia de actuar contra la despoblación y en que la Agenda 2030 presida las políticas autonómicas y ha recordado que entre las 132 medidas de gobernabilidad de este Gobierno se contemplan medidas como continuar apoyando y mantener el liderazgo de Aragón en energías renovables, sector estratégico, apostando por la diversificación, así como a impulsar una transición energética justa.

De hecho, la provincia de Teruel cuenta con un mapa de renovables que se encuentra en funcionamiento en un 40%, con 1300 millones de inversión y 234 empleos creados, realidad que se ha venido generando desde la anterior legislatura, en la que también surgieron proyectos de muy distinto calado y tipología.

A estos hay que sumar la puesta en marcha, ya fueran instalaciones de nueva creación o ampliaciones de otras, de 55 proyectos que generaron una inversión de 150 millones de euros y 740 empleos en iniciativas agroalimentarias, sociales, industriales, relacionadas con la aeronáutica o el motor, entre otras.

En la actualidad hay 28 proyectos empresariales más en tramitación y otros 45 en cartera, según ha avanzado Javier Lambán en una exposición en la que ha seguido manteniendo la discreción necesaria sobre algunas de estas iniciativas en elaboración, pero en la que ha infundido ánimos sobre la buena marcha de la provincia de Teruel, lo que le hace insistir en que «Teruel funciona y cada vez mejor».

Por su parte, el vicepresidente del Ejecutivo, Arturo Aliaga, también ha subrayado que «es la hora de Aragón» y ha animado a trabajar en común entre el Gobierno central, el Gobierno de Aragón, las empresas y los ayuntamientos, implicando a todos los actores.

Igualmente, ha planteado que además de lo ya hecho, quedan retos por delante como las autopistas eléctricas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés