Isolux intentará sacar a bolsa a T-Solar

Isolux quiere que a la segunda vaya la vencida. El grupo de construcción e ingeniería va a intentar sacar a bolsa a T-Solar, la compañía de energías renovables que ya se propuso dar el salto a los mercados en 2008. Para esta ocasión, Isolux, máximo accionista, con el 52% del capital, ha contratado los servicios de Credit Suisse.

El grupo controlado por Luis Delso quiere sumarse a la nueva oleada de compañías de energías verdes que se han puesto como objetivo salir a bolsa en 2010. No es la primera vez que lo intenta puesto que en 2008 ya inició los trámites internos. «Ya hemos realizado nuestros trabajos internos y nos disponemos a iniciar la selección de los bancos para que la colocación en bolsa se pueda realizar este año», dijo el presidente de Isolux en un diario económico hace ahora año y medio.

Pero las pretensiones quedaron en agua de borrajas. El hundimiento de los mercados internacionales y el desplome de los índices obligaron a suspender la operación. Además, a la tormenta bursátil se añadió la incertidumbre sobre la regulación del sector en España, que no se aclaró hasta mediados de 2009. Especialmente tocadas quedaron las compañías fotovoltaicas, el principal negocio de T-Solar.

La empresa participada por Isolux se dedica a la fabricación  de módulos fotovoltaicos y la promoción, operación y explotación de plantas fotovoltaicas. Nacida en 2006, el grupo ya ha invertido 1.000 millones de euros en estos tres años de funcionamiento. De esta cantidad, 920 millones corresponden a la promoción y construcción de las 28 centrales fotovoltaicas que el grupo gestiona en España y los 80 restantes, a la construcción y puesta en funcionamiento de la fábrica módulos fotovoltaicos en Orense.

El nuevo plan estratégico contempla invertir 3.400 hasta 2015 para alcanzar los 800 megawatios de potencia instalada. Ahora tiene 143 y otros 25 en fase de de ejecución. Pero para ello, T-Solar necesita dinero fresco y cuanto antes. Por ese motivo, el pasado año encargó a Lazard la búsqueda de un socio financiero que respaldara un proyecto en el que participan varias cajas de ahorro. En concreto, Caja Navarra tiene un 11,4%, Caja Castilla La Mancha dispone de un 9,9%, mientras que Cajasol y Caixanova controlan cada una un 6,3%. Además, la sociedad Cartera Perseidas, participada por Caja Duero, Caja Burgos, Sa Nostra y EBN, tiene un 4,1%.

El objetivo de T-.Solar es salir al exterior, especialmente a Italia, Francia, Estados Unidos y norte de África.  Este mismo año, la compañía ha firmado un acuerdo con la francesa Global Ecopower, por el cual ambas sociedades colaborarán en la contrucción y el desarrollo de centrales fotovoltaicas en Francia por una potencia prevista de 120 MW durante los próximos tres años. La promoción, construcción y operación de estos nuevos parques fotovoltaicos en Francia se materializará a través de una «joint venture» denominada T-SEP y constituida a partes iguales por T-Solar y Global Ecopower.

Fuentes financieras apuntan que T-Solar quiere hacer una Oferta Pública de Suscripción (OPS) para captar nuevo fondos con los que financiera el crecimiento. Según las valoraciones provisionales, la operación, por la que se vendería entre un 30 y un 40% del capital, le reportaría unos ingresos de unos 300 millones de euros.  

No es la única compañía del sector que quiere salir a cotizar para financiar su crecimiento teniendo en cuenta que los bancos han cerrado el grifo para este tipo de proyectos por la incertidumbre regulatoria. En los próximos meses se espera el estreno de Renovalia y de Eolia.


www.cotizalia.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés