Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Cataluña tendrá un parque eólico marino

La energía eólica en tierra avanza muy lentamente en Cataluña, pero empieza a dar sus primeros pasos en el mar. El proyecto ZÉFIR se plantea la instalación de varios aerogeneradores en aguas profundas en Tarragona.

El Instituto de Investigación de Energía de Cataluña (IREC) instalará en Tarragona dos plataformas de ensayos para parques eólicos en alta mar, con un coste de 143 millones y que estarán en marcha a partir de 2012.

Las plataformas para aerogeneradores en aguas profundas, un proyecto bautizado como Zéfir y que está a la espera de disponer de las autorizaciones administrativas para el inicio de sus trabajos de instalación, se ubicarán en un punto aún por determinar del golfo de Sant Jordi, entre el cabo de Salou y el Delta del Ebro, a unas distancias de 3,5 y 20 veinte kilómetros de la costa, respectivamente.

Hasta el momento, los principales parques eólicos marinos que funcionan en el mundo se encuentran en el mar del Norte, donde la poca profundidad de la plataforma continental, de entre 30 a 40 metros a 20 kilómetros de la costa, ha posibilitado su ubicación mar adentro, como en Holanda, Dinamarca o el Reino Unido.

Por el contrario, en el Mediterráneo las profundidades son mucho mayores, lo que dificulta y encarece la creación de estos parques.

La futura plataforma de ensayos se instalará en dos fases y en dos puntos diferentes. En la primera, prevista para 2012, se colocarán cuatro aerogeneradores de entre 10 y 20 megavatios de potencia, anclados al fondo del mar, a una distancia de unos 3,5 kilómetros de la costa, un proyecto del que se están haciendo los estudios medioambientales, en el marco de una tramitación que es competencia de la Generalitat.

La segunda, tecnológicamente más complicada, supondrá la instalación de ocho aerogeneradores flotantes, con una potencia máxima de 500 megavatios, que se ubicarán a unos 20 kilómetros del litoral. La tramitación de esta segunda fase del parque de pruebas, que se prevé pueda entrar en funcionamiento a finales de 2013, dependerá del Estado.

El golfo de Sant Jordi ofrece una zona de vientos favorables para esta plataforma de ensayos, en la que trabajarán entre 30 y 40 personas, y además cuenta con un gran puerto, el de Tarragona, para las interconexiones eléctricas.

Los fabricantes de aerogeneradores y empresas implicadas financiarán el 76 por ciento de la instalación y el coste de los ensayos de cada solución.

El IREC trabaja en este proyecto con algunas de las principales empresas del sector como Iberdrola, Gamesa Alstrom, Endesa.

Aunque actualmente la producción de un MWh en un parque eólico marino es de entre un 1,6 y 2 veces más cara que en uno convencional (tanto por la infraestructura como por la conexión a la red), Martínez recalca que se trata del futuro de la energía eólica, y que cuando se disponga de la tecnología necesaria para ubicarlos mar adentro serán mucho más rentables debido al régimen de vientos y su constancia.

Además de los parques eólicos del mar del Norte, existen otras instalaciones piloto, como la que la compañía petrolífera Statoil ha ubicado en pruebas frente a las costas de Noruega, y proyectos de desarrollo frente a la costa de Massachusetts (EEUU).

La plataforma de ensayos es uno de los proyectos que el IREC ha incorporado a InnoEnergy, una red de centros de investigación y empresas europeos creada el pasado diciembre, de la que forma parte el Instituto y la UPC, entre otras instituciones, y cuya finalidad es desarrollar programas de energías renovables.

El conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, presentó en Tortosa (Tarragona) el proyecto Zéfir. La planta de pruebas internacional supone una gran oportunidad única para Cataluña para situarse líder en el desarrollo tecnológico de aerogeneradores en aguas profundas, en parques eólicos lejanos a la costa.

A demás del impacto en investigación y desarrollo de tecnología que tiene el proyecto, la construcción de ZÉFIR representará una buena oportunidad para iniciar el despliegue industrial de una nueva actividad económica en el territorio. La inversión aproximada de este proyecto es de 143 millones de euros. Se estima que la primera fase de ZÉFIR podría tener aerogeneradores en funcionamiento en el año 2012.

El proyecto ZÉFIR permitirá la investigación en el desarrollo de la tecnología necesaria para la instalación de aerogeneradores lejos de la costa, en grandes profundidades, para reducir el impacto visual y aprovechar los vientos marinos más fuertes y regulares de alta mar.

Una vez la planta eólica entre en funcionamiento se financiará con recursos propios provenientes de la venta de energía y de los servicios a terceros. Además del impacto en investigación y desarrollo de tecnología del proyecto, la construcción de ZÉFIR representará una buena oportunidad para iniciar el despliegue industrial de una nueva actividad económica en el territorio.

Las empresas involucradas en el proyecto ZÉFIR necesitarán unos medios industriales y de conocimiento que buscarán cerca. ZÉFIR responde a las necesidades sociales y empresariales actuales. Por otro lado, la existencia de ZÉFIR permitirá establecer una base de valor por el desarrollo y especialización científica y tecnológica con las universidades, que permitirá crear una especialidad con una gran demanda en un sector que durante los últimos diez años está teniendo un crecimiento sostenido de un 30%.

El objetivo de ZÉFIR es responder a las necesidades sociales y empresariales y demostrar que se pueden instalar aerogeneradores flotantes a distancias que harían imperceptibles desde la costa. Para ello es necesario que las empresas prueven nuevas soluciones tecnológicas que mejoren la fiabilidad técnica y la viabilidad económica. También serán indispensables los estudios medioambientales para tener conocimiento de la repercusión de la flora y funcionamiento del aerogenerador y de las instalaciones asociadas.

Las fases del proyecto

El proyecto ZÉFIR se plantea a partir de dos fases. La primera fase consistirá en la instalación de un máximo de 4 aerogeneradores y entre 10 y 20 MW de potencia, que estarán anclados al fondo marino a una distancia de unos 3,5 kilómetros de la costa.

En esta primera fase el proceso de tramitación es competencia del gobierno de la Generalitat de Catalunya. Actualmente se están realizando los estudios medioambientales, previos a la tramitación, en la zona de aguas interiores, en la línea definida entre los vértices del Delta del Ebro y el cabo de Salou.

La segunda fase, que supondrá la instalación de un máximo de 8 aerogeneradores flotantes con una potencia máxima instalada de 50 MW, se ubicará aproximadamente a unos 20 kilómetros de la costa. En este caso, el proceso de tramitación es competencia del gobierno del Estado. En ambas fases el número de aerogeneradores dependerá de la potencia de las máquinas que se estén probando. Se estima que la primera fase de ZÉFIR podría tener aerogeneradores en funcionamiento el año 2012.

IREC es el centro de investigación del sector de la energía de referencia de Cataluña creado el 2008 que está especializado en actividades de Investigación y Desarrollo de Tecnología relacionados con el ahorro y eficiencia energética y con energías renovables; más concretamente, tiene líneas de trabajo en las tecnologías relacionadas con micro redes, vehículo eléctrico, almacenamiento de energía, eficiencia en edificación, bioenergía y biocombustibles, y energía eólica marina.

El centro también dispone de una área de electricidad y electrónica de potencia, otra destinada a la investigación, diseño y caracterización de materiales para la energía, y de una tercera dedicada a la investigación socio técnica en el ámbito de la energía. El centro se desarrollará de manera progresiva hasta el año 2014, fecha en la que contará con 160 investigadores de alta cualificación.

IREC, presidido por el conseller Antoni Castells, tiene como patrones la Generalitat de Catalunya -a través del departamento de Economía y Finanzas y el de Innovación, Universidades y Empresa-, el gobierno del Estado- a través del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE)-, la Universitat de Barcelona, la Universitat Politècnica de Catalunya, la Universitat Rovira i Virgili, Endesa, Gas Natural – Unión Fenosa y la Societat General d’Aigües de Barcelona (AGBAR) . IREC tiene dos sedes: una en Barcelona y otra en Tarragona.

REVEwww.irec.cat/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés