Arctas Vende la Planta Eólica Más Grande en Centroamérica a AEI

Arctas anuncia que ha vendido su interés controlador del 47.5% en los proyectos eólicos de 63MW Amayo I y Amayo II en Nicaragua a AEI, una de las compañías de energía y gas más grandes en los mercados emergentes. AEI, junto con su socio Centrans, una compañía regional de energía y de negocios maritimos/portuarios basada en Guatemala, han aumentado sus tenencias comunes en Amayo hasta el 95%, con los socios locales que poseen el 5% restante de cada proyecto.

El monto de la transacción no ha sido revelada, pero el proyecto Amayo desarollado en dos fases representa una inversión de aproximadamente $150 millones de dolares, una de las inversiones privadas más grandes de Centroamérica en el sector energético.

Amayo es la planta eólica más grande en operaciòn en Centroamérica y la única que ha sido construida fuera de Costa Rica. Proporcionará aproximadamente el ocho por ciento de la energía total consumida en Nicaragua. El país ahora se une a paises como Dinamarca, Portugal y España, dentro de los primeros cinco países del mundo con mayor generación de energía eólica en proporcion a su generación total de energia. Arctas y Centrans pusieron en línea la primera Fase de Amayo con 40MW a principios del 2009 y la segunda Fase de 23MW en abril del 2010. Localizado en las orillas del lago Nicaragua al sur de Rivas y a 11 kilómetros al norte de la frontera con Costa Rica, Amayo disfruta de uno de los mejores recursos de viento del continente americano.

A pesar de los mercados financieros difíciles y la cancelación de muchos proyectos en los E.E.U.U. y Europa durante 2008 y 2009, la segunda fase de 23MW fue terminada en 14 meses a partir de conseguir permisos para su operacion comercial, probablemente un récord para un proyecto del viento dondequiera.

- Advertisement -

David Haug, Director Principal de Arctas, indicó, «Esta venta es significativa porque en una regiòn de muchos retos y en medio de una recesión financiera global, Arctas pudo alcanzar su objetivo de atraer a un dueño de proyectos de energía de calidad mundial en mercados emergentes, permitiéndonos continuar reinvirtiendo capitales en nuevos esfuerzos de desarrollo. Nicaragua puede sorprender a personas con sus fuertes fundamentos para inversión comparado con otros mercados emergentes, además del fantástico recurso del viento y del entusiasmo del gobierno para las energías renovables.»

Nicaragua sufre de los altos precios de la electricidad debido al alto coste de los combustible fòsiles importados utilizados para producir la mayor parte de la energía eléctrica del país. El proyecto de Amayo ha ayudado a bajar precios para el país además de proporcionar considerables ventajas ambientales. Contrario a proyectos eólicos en los E.E.U.U. y Europa, Amayo no recibe subsidios al precio de parte del gobierno, con todo está vendiendo actualmente la energía a precios más de cuarenta por ciento más bajo que el precio mayorista promedio durante los últimos cuatro años.

Amayo desplazará más de 400.000 barriles de combustible importado por año y reducirá alrededor de 175.000 toneladas de emisiones de CO2 por año. El factor de capacidad previsto de la planta es superior al 47 por ciento, uno de los mas altos del mundo.

Sobre Arctas:

Los Principales en Arctas han trabajado en proyectos de infraestructura en energía en la región y en el resto del mundo por más de 18 años, concentrándose en energía, gas y GLP, previamente operaron varias unidades de negocios latinoamericanos, del Asia y el Oriente Medio que sobrevivieron a la bancarrota de Enron y que ahora son propiedad de AEI. Arctas continua desarrollando proyectos adicionales de energía eólica en la región Centroamericana y el Caribe. Amayo representa la quinta central eléctrica terminada, desarrollada y financiada por los principales de Arctas en Centroamérica y la tercera en Nicaragua.

Con el financiamiento cerrado se iniciarion las actividades de construcción de la primera fase a principios de 2008, y la segunda fase inició la construcción en la segunda parte del 2009. Las dos fases de Amayo son los primeros proyectos eólicos terminados por Arctas. Arctas es una empresa privada de desarrollo de proyectos, de inversión principal y una firma consultora con un enfoque en oportunidades energéticas, sobre todo en mercados emergentes. Arctas tiene establecidas sus oficina en Houston, Texas y mantiene operaciones en Latinoamérica y Asia. Para más información, visite el Web site de la compañía en www.arctas.com.

Sobre Centrans:

Centrans Energy Services, Inc., miembro del Grupo Centrans (cuyas oficinas centrales se ubican en la Ciudad de Guatemala, Guatemala), desarrolla, posee y opera proyectos de generación de energía para proporcionar electricidad necesaria a los países en la región centroamericana. Tiene actualmente inversiones en cuatro centrales eléctricas, principalmente en Nicaragua, siendo dos de ellas proyectos de energía eólica. Las otras actividades del Grupo Centrans se relacionan con operaciones y actividades maritimo-porturias y empresas relacionadas con el manejo de terminales de productos lìquidos y sòlidos.

Antecedentes adicionales:

En un momento en que pocos proveedores de equipo estaban dispuestos a participar en proyectos en los mercado emergentes de latinoamérica, Suzlon suministrò treinta de sus turbinas de viento de 2.1MW modelo S88 V3 para las dos fases de Amayo. Suzlon también sirvió como contratista de llave en mano para la segunda fase. Las turbinas de 2.1MW de Suzlon están instaladas en torres de 80 metros de alto, y su capacidad es el doble de cualquier otra unidad de la generación eólica que actualmente funciona en Centroamérica.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) proporcionó $71.25mm para el financiamiento de la primera Fase del proyecto. Amayo 1 fue el préstamo más grande que el BCIE ha desembolsado al sector de energía, y está en conversaciones para proporcionar el financiamiento permanente de la segunda Fase junto con dos o tres prestamistas globales.

La electricidad producida por Amayo se vende bajo contratos de largo plazo con Dissur y Disnorte, las dos distribuidoras eléctricas locales propiedad de Union Fenosa de España y cuyo precio no està indexado al precio del combustible. El proyecto Amayo se conecta con la red nicaragüense, y la nueva línea de transmisión interregional SIEPAC se encuentra ubicada adyacente al sitio del proyecto. Extendiendose de Guatemala a Panamá, SIEPAC interconectará los seis países de Centroamérica.

 

www.marketwire.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés