Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

«Es fundamental acelerar el cambio de modelo energético»

América Latina puede beneficiarse con inversiones españolas en energía renovable si el auspicioso desarrollo del área en este país es afectado en la guerra desatada por el sector que explota las fuentes de origen fósil, según el experto Sergio de Otto.

La Fundación Renovables, de la cual De Otto es uno de sus fundadores, advierte que España podría estar más avanzada de lo que está respecto de los objetivos que se propuso la Unión Europea (UE) de reducir 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2020 mediante el uso de energías renovables como la eólica, la solar y la bioenergía.

De Otto, también miembro de la Asociación Empresarial Eólica de España, explicó a Tierramérica que la Fundación fue creada para sensibilizar a la sociedad de su país y presionar así por un cambio del modelo energético, frente a la férrea defensa de sus privilegios del sector de generación a partir de las fuentes convencionales.

TIERRAMÉRICA: ¿Hay riesgo de que España no cumpla con los objetivos que se fijó y que eso cause problemas para las metas de la UE? SERGIO DE OTTO: No, España va a cumplir con los objetivos. Es más, con las medidas en vigor seguramente se alcanzarán los índices propuestos, porque ya estamos cerca de ese objetivo.

Pero lo que advertimos es que los resultados, que podrían ser más ambiciosos, fueron afectados por otros intereses. España está en condiciones de que su matriz energética llegue a contar con 30 por ciento de fuentes renovables en 2020 y no solo 20 por ciento como está establecido en los acuerdos del bloque europeo.

TIERRAMÉRICA: ¿Cómo es la participación de España en el sector de las energías renovables?

SDO: Podemos ser más ambiciosos porque los objetivos de la UE no son simplemente una meta, sino un paso intermedio. Todavía tenemos que hacer muchos esfuerzos, pero tenemos una ventaja.

En 2010, las fuentes renovables fueron responsables de 37 por ciento de la generación de electricidad en España. Pero en términos de energía general, final, todavía las renovables están en torno de ocho a nueve por ciento.

Entre 2004 y 2008, cuando estalló la crisis económico-financiera mundial, el sector de las energías renovables tuvo un gran crecimiento en este país.

En 2008 había casi 3.000 megavatios de capacidad fotovoltaica instalada, además de 16.000 de energía eólica y proyectos de 3.000 megavatios de energía termosolar.

El sector continuó creciendo y para fines del año pasado se preveía llegar a 20.000 megavatios de energía eólica y 4.000 de fotovoltaica. Así, España se destacó entre sus socios europeos y comenzó a exportar tecnología a Estados Unidos, Francia, Italia e incluso China.

TIERRAMÉRICA: Entonces ¿por qué no hay un crecimiento más grande del sector? ¿Es una consecuencia de la crisis económica?

SDO: La crisis global acentuó el problema, pero no es el factor principal. España es escenario del primer enfrentamiento serio entre los intereses de las tecnologías convencionales de generación de energía y quienes apuestas al desarrollo de las renovables. Somos los más avanzados en este último sector, pero el retroceso en el consumo de electricidad aceleró la disputa que se esperaba para algunos años más adelante.

En este momento las empresas que continúen invirtiendo en tecnologías convencionales perciben que la energía renovable ocupa una parte del mercado de la generación eléctrica y por eso presionan al gobierno para que frene ese desarrollo.

TIERRAMÉRICA: ¿Qué otros factores interfieren en ese proceso?

SDO: Hay otros problemas de carácter interno, como es el atraso en la actualización de las tarifas reguladas por el Estado. Para paliar el déficit entre costos de generación de electricidad y los ingresos percibidos por las empresas, que creció en los últimos 10 años, este mes se decretó un aumento de caso 10 por ciento.

La Fundación Renovables busca esclarecer a la población, desenmascarando a quienes insisten en culpar al sector de las energías renovables por ese incremento de la cuenta de la luz.

TIERRAMÉRICA: ¿Cómo actúa la Fundación Renovables para incidir en los cambios?

SDO: Tenemos poco tiempo de existencia. La Fundación fue fundada en el verano (boreal) pasado y culminó su constitución en diciembre. Está formada por un patronato compuesto por 12 fundadores y con más de 150 socios y lo que hacemos es reclamar.

Somos un movimiento ciudadano de profesionales que trabajan en distintas instituciones y empresas del sector energético. Nuestro objetivo no es hacer una nueva ley sino sensibilizar la sociedad sobre los temas de energía.

Consideramos que es fundamental el cambio de modelo y necesario que ese proceso ocurra lo más rápido posible para prescindir cuanto antes de los combustibles de origen fósil y desarrollar al máximo las posibilidades de las energías renovables. Todo eso siempre acompañado de políticas de desarrollo en el área.

TIERRAMÉRICA: En caso de que la situación no cambie, ¿cuál será la salida para las empresas españolas que trabajan con las energías renovables?

SDO: Las dificultades actuales podrán hacer que muchas empresas lleven sus experiencias y conocimientos a otros mercados. Entre los países con grandes posibilidades están Chile y Argentina. También México, donde ya existen varias empresas españolas con inversiones, y poco a poco va aumentando el interés en los países de América Latina.

http://ipsnoticias.net/Clarinha Glock

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés