Castilla-La Mancha perderá unos 20.000 empleos con la desaparición de ayudas a las renovables, según el PSOE

Según sus cálculos, esta decisión del Gobierno del PP provocará la pérdida de unos 20.000 puestos de trabajo en Castilla-La Mancha, entre los ya existentes en el sector de las energías eólica, fotovoltaica y termosolar que se ponen en peligro y los que se dejarán de crear durante los próximos años, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

Los parlamentarios nacionales del PSOE por Guadalajara Magdalena Valerio y Jesús Alique han calificado como una «pésima noticia» para la provincia y para la región la convalidación en el Congreso de los Diputados del decreto que establece la moratoria para la instalación de empresas generadoras de energía renovable.

   Según sus cálculos, esta decisión del Gobierno del PP provocará la pérdida de unos 20.000 puestos de trabajo en Castilla-La Mancha, entre los ya existentes en el sector de las energías eólica, fotovoltaica y termosolar que se ponen en peligro y los que se dejarán de crear durante los próximos años, según ha informado el PSOE en nota de prensa.

   Por su parte, Valerio ha lamentado que el Gobierno de Mariano Rajoy y el PP «echen por tierra todo lo que hemos avanzado, dando un nuevo golpe a la generación de puestos de trabajo en nuestra región y cercenando las posibilidades de desarrollo en nuestro medio rural».

- Advertisement -

   El senador Jesús Alique ha incidido en que «los argumentos del PP para frenar el desarrollo de las energías renovables en España no se sostienen, ya que esta industria puntera reduce la dependencia energética exterior y el déficit comercial de nuestro país, además de ayudar a luchar contra el cambio climático».

   Por ello, según el senador socialista, «resulta inexplicable que, cuando toda Europa apuesta por las energías renovables, en las que España lleva una ventaja considerable al resto de países de nuestro entorno, Rajoy haga exactamente lo contrario, paralizando su desarrollo en nuestro país y renunciando al liderazgo que en estos momentos ostentamos, sólo para favorecer a la energía nuclear».

   Según los socialistas, España es actualmente líder en producción de energía termosolar, tercer país del mundo en potencia eólica y cuarto país del mundo en energía fotovoltaica. En el año 2010, el 35% de la electricidad producida en España se generó con energías renovables.

   Este sector industrial incorpora además un fuerte valor añadido en inversión en I+D+i, y es fundamental para cumplir los objetivos 2020 asumidos por España dentro de la Unión Europea, consistentes en lograr que el 20% de toda la energía producida en nuestro país proceda de fuentes renovables.

   Por último, Valerio ha pedido al Gobierno que haga un ejercicio de reflexión respecto al alcance de «una medida que sólo tiene malas consecuencias para España, para Castilla-La Mancha y para Guadalajara» y que abra un proceso de diálogo con las comunidades autónomas, los ayuntamientos, las asociaciones del sector de las renovables, las organizaciones sindicales y todo el arco parlamentario para acordar un marco normativo que «aproveche el gran potencial de competitividad, crecimiento y empleo que tiene el sector y beneficie a los intereses de España y de sus ciudadanos».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés