Aragón quiere que el gobierno se ‘moje’ con el autoconsumo energético

La proposición no de ley, presentada por Izquierda Unida (IU) y enmendada por el Partido Aragonés (PAR)

El pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado parte de una iniciativa parlamentaria que pide al Gobierno central que presente en el plazo máximo de cuatro meses un real decreto que facilite el autoconsumo y la venta de energía excedentaria a la red eléctrica, además solicitar el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones derivados del plan de energías renovables 2011-2020.

   La proposición no de ley, presentada por Izquierda Unida (IU) y enmendada por el Partido Aragonés (PAR), rechazaba también el real decreto ley de supresión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovables y residuos.

   Según señalaba el texto, esta normativa ocasionará «pérdidas en el sector de las energías renovables» y tendrá repercusiones negativas para cumplir los compromisos internacionales de promoción de energías renovables y reducción de la emisión de gases efecto invernadero. Por eso, pedía la derogación del citado real decreto ley y la promulgación de uno nuevo.

   Los grupos de Partido Popular (PP) y PAR han votado en contra de lo referido al rechazo del real decreto ley, con 32 votos, frente a los 27 a favor de IU, Partido Socialista (PSOE) y Chunta Aragonesista (CHA), mientras que la parte aprobada lo ha sido por unanimidad.

   El diputado de IU, Adolfo Barrena, ha explicado que el sector de la renovables «es puntero y generador de empleo» en Aragón, mientras que el real decreto ley va a suponer «paralizar 84 parques eólicos», «impidiendo el desarrollo de un sector importante», que se apoya en la tecnología por lo que «las empresas punteras en tecnologías se va a ir de este país».

   Ha agregado que las energías renovables «puede dar alternativas a grandes zonas como la minera y otras» en Aragón, y su paralización hace «flaco favor» a la lucha contra el cambio climático.

   La diputada del PP, María Teresa Arciniega, ha puntualizado que la paralización es temporal y «las instalaciones que están funcionando van a seguir haciéndolo», así como las que están en el registro de preasignación, para estimar que el real decreto ley del Gobierno central «es una oportunidad para regular un sector que tenía problemas desde hace tiempo».

   El diputado del PSOE, José María Becerril, ha indicado que con el real decreto ley «se quedan parados millones de euros de inversión» e incluso «se tiran a la basura después de haber sido invertidos», además de afectar a la creación de puestos de trabajo, principalmente en el medio rural.

   El diputado del PAR, Joaquín Peribáñez, ha mencionado la situación real «de déficit tarifario» en el sector energético, cuestión que hay que resolver y este puede ser el momento, ha opinado, para comentar que «los recortes de este real decreto afecta a esta tierra, pero no solo a esta tierra».

   El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha criticado el «parón de un sector emergente» y en el desarrollo de las energías renovables, «imprescindibles para frenar el cambio climático», que en Aragón contribuyen «al desarrollo rural, a reequilibrar el territorio y a crear puestos de trabajo», al tiempo que ha recordado que el sector «va a tomar acciones contra la moratoria».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés