Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Galán dice al Gobierno que todavía tiene la ocasión de mejorar una reforma energética agridulce

En un artículo en la web de la compañía, Galán subraya que el sector eléctrico ha hecho «un duro sacrificio» en los últimos años para corregir «los errores de planificación que cometían los sucesivos Gobiernos»

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha afirmado que el Gobierno todavía «tiene la ocasión», en su tramitación parlamentaria y su desarrollo normativo, de «introducir las mejoras necesarias» a una reforma energética «agridulce».

   En un artículo en la web de la compañía, Galán subraya que el sector eléctrico ha hecho «un duro sacrificio» en los últimos años para corregir «los errores de planificación que cometían los sucesivos Gobiernos», y que han supuesto un recorte de ingresos para el sector de unos 5.700 millones de euros en el presente ejercicio para gestionar el déficit de tarifa, a los que se debe añadir el impacto de las medidas aprobadas el pasado 12 de julio, que asciende a 2.700 millones de euros.

   Así, destaca que resulta evidente que «no se cumple el equilibrio de esfuerzos anunciado», ya que, solo teniendo en cuenta las medidas incluidas en la última reforma energética, se aprecia que las compañías han asumido el 72% del ajuste, por el 19% de los consumidores y apenas el 9% de la Administración.

   El presidente de Iberdrola, que considera que la reforma supone «un intento loable de poner fin al déficit y a los desequilibrios estructurales que lastran al sector eléctrico», cree al final se trata de una reforma «con más partes agrias que dulces», ya que pone fin al déficit de tarifa estructural, «pero a costa de aquellos que no lo han generado ni han sido responsables de su planificación».

   De esta manera, señala que el sector tradicional es eficiente y apunta que el «auténtico problema» del sector eléctrico en España es el «crecimiento exponencial de las primas a tecnologías inmaduras e ineficientes, así como la inclusión en la factura eléctrica de partidas que nada tienen que ver con el suministro y una fiscalidad local, autonómica y nacional sin parangón en otros países».

NO HA BUSCADO LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DEL DÉFICIT.

   Sin embargo, para Galán la reforma energética no ha buscado la solución al problema del déficit en los factores que lo están generando, evitando transferir rentas de los sectores más eficientes a los ineficientes. «No parece lógico parar o cerrar instalaciones que producen a 50 euros para que sigan produciendo las que cuestan 450 euros», añade.

   Asimismo, destaca el impacto sobre la retribución a la actividad de distribución, cuyo recorte «supone perder una gran oportunidad para convertir a este sector regulado en una palanca de crecimiento económico y empleo», así como las renovables más eficientes, ya que se prevé «un impacto desigual» para las tecnologías maduras e inmaduras.

   De esta manera, Galán cree que se ha perdido «una magnífica oportunidad» de haber logrado una regulación «coherente» con nos objetivos de política energética que deberían haberse publicado previamente y que, a día de hoy, se desconocen.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés