Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Empresas navarras de energías renovables rechazan los cambios normativos

El sector de las Energías Renovables en Navarra está formado por más de 100 empresas, algunas de ámbito internacional, que lideran el sector de la promoción de parques eólicos y fotovoltaicos y la fabricación de aerogeneradores y componentes.

Navarra, con una población de 635.780 habitantes y 10.421 kilómetros cuadrados de extensión (el 2% de la superficie de España), es en la actualidad un referente mundial de  producción en las energías limpias, fundamentalmente en eólica y fotovoltaica.

 

El sector de las Energías Renovables en Navarra está formado por más de 100 empresas, algunas de ámbito internacional, que lideran el sector de la promoción de parques eólicos y fotovoltaicos y la fabricación de aerogeneradores y componentes. Además, entre las infraestructuras de I+D e innovación, cuenta con el único centro nacional de investigación en estas energías, el CENER.

 

Las Energías Renovables, que cubren el 81% del consumo eléctrico de Navarra,  aportan el 5% del Valor Añadido Bruto de la Comunidad, mantienen alrededor de 5.000 puestos de trabajo y facturan 3.500 millones de euros anuales. Sólo la venta de la energía eléctrica generada en nuestra Comunidad supone casi 500 millones de euros al año.

 

Navarra tiene:

• 41 parques eólicos con 1.164 aerogeneradores y una potencia instalada de 980 MW.

• 9.680 instalaciones fotovoltaicas de pequeños inversores, con una potencia de 184 MW, razón que la convierte en la tecnología de producción eléctrica con mayor impacto social.

• Ha sido pionera en plantas de biomasa, lidera el sector del biogás y cuenta con un número reseñable de mini centrales hidroeléctricas.

 

La situación del sector se ha venido agravando tras las sucesivas modificaciones normativas aprobadas por el Gobierno de España en los últimos dos años. Específicamente, la moratoria que establece el Real Decreto Ley 1/2012, de 27 de enero 2012 equivale a paralizar el sector de la energía sostenible. La moratoria ha caído como una bomba sobre las  empresas, que aseguran que la decisión del Gobierno es un «gravísimo error histórico».

 

Sin embargo, el último golpe a las Energías Renovables, se ha producido a mediados de julio de 2013 y el panorama se ha ensombrecido más si cabe, aunque todavía faltan concreciones para poder calibrar el alcance final de estas nuevas medidas.

 

La reforma energética aprobada el día 12 de julio elimina el sistema de tarifas vigente hasta ahora, haciendo saltar por los aires la seguridad jurídica de unas condiciones comprometidas para un plazo de tiempo, que se da por finalizado, unilateralmente, antes de que éste concluya. Lo sustituye por la promesa de una «rentabilidad razonable», ligada a unos supuestos estándares de inversión, todavía por definir. La situación se agrava aún más, puesto que la aplicación de estos nuevos criterios se realizará con carácter retroactivo.

 

El sector de las Energías Renovables, teme que una vez que la reforma energética del Gobierno del PP de la que el Sr. Rajoy es el presidente, entre en aplicación tras su desarrollo normativo en otoño próximo, la avalancha de cierre de plantas y empresas de mantenimiento, va a ser todo un problema, no sólo para los afectados, sino también para otras empresas, el empleo, los bancos y la propia Comunidad Foral, que perderá importantes ingresos. Consideramos que estas son razones más que suficientes para rechazar enérgicamente este RDL 9/2013, de 12 de julio.

 

Navarra puede y debe continuar, en un marco económicamente viable y jurídicamente seguro, con sus planes de desarrollo de las energías renovables, que contemplan aumentar las instalaciones de energía eólica en 650 MW y de energía fotovoltaica en 70 MW para el autoconsumo, así como avanzar en la I+D+i en los próximos años. En suma, seguir generando empleo.

 

Las proyecciones para Navarra establecen alcanzar, conforme a los ratios de empleo generado por cada MW instalado, la creación de 3.200 empleos vinculados a las renovables. De éstos, 1.700 procederán de la eólica, más de 500 de la solar, a través del impulso del autoconsumo, y los 1.000 restantes vendrán derivados de las actuaciones de eficiencia energética en rehabilitaciones y vivienda, y de la nueva creación de empresas de servicios energéticos.

 

Por todo ello, las empresas de Energías Renovables, manifestamos nuestro apoyo a las gestiones realizadas por todas las asociaciones de renovables, especialmente a ANPIER, ante el Gobierno y Parlamento de Navarra.

 

Asimismo, valoramos positivamente el acuerdo alcanzado en la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra para PRESENTAR UN RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD.

 

E igualmente SOLICITAMOS EL AMPARO DEL GOBIERNO DE NAVARRA para que se sume al mismo, como lo han hecho los presidentes de las comunidades de Murcia y Extremadura, (ambos del PP),  en defensa del sector de las Energías Renovables, en el que Navarra cuenta con más de 100 empresas, 5.000 empleos y 10.000 productores de energía renovable.

 

Finalmente, requerimos tanto al Gobierno de Navarra como al Parlamento que SOLICITEN LA DEROGACIÓN INMEDIATA DEL RDL 9/2013, 12 de julio, publicado el 13 de julio en el BOE, y demanden al Gobierno Central que retome el diálogo y consenso con los interlocutores del sector de las energías renovables y las Comunidades Autónomas.

 

Firmantes:

Anpier, Bloke Gestión, Clavijo, Enhol, Fluitecnik, Fotona, Heliosolar, Ingeteam, OPDE, Parques Solares de Navarra, Ríos Renovables, Solartia, SPD Biogas, Tudela Solar y Vadesolar,

 ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés