Cantabria. ARCA recurrirá todos los parques eólicos que consideren una ‘amenaza ambiental’

En su opinión, la ley recién aprobada «no sirve ni para impulsar la energía eólica, ni para garantizar que su desarrollo se realiza sin destruir los valores ambientales de Cantabria».

  La asociación ecologista ARCA considera una «chapuza» la Ley de Aprovechamiento Eólico aprobada el pasado lunes por el Parlamento de Cantabria, y ha avisado que velará para que no se levanten parques eólicos en lugares ambientalmente «sensibles», recurriendo todas las autorizaciones de parques que supongan «una amenaza ambiental».

   En su opinión, la ley recién aprobada «no sirve ni para impulsar la energía eólica, ni para garantizar que su desarrollo se realiza sin destruir los valores ambientales de Cantabria».

   El presidente de Arca, Carlos García, afirma a través de un comunicado de prensa que es «muy difícil» que en la actual situación se desarrollen proyectos de energía eólica, puesto que la reforma del sector eléctrico que está realizando el Gobierno de España está suponiendo «el frenazo total» al desarrollo de las energías limpias.

- Advertisement -

   «Si a esto añadimos las condiciones que la Ley Eólica de Cantabria impone, no parece que sea factible un desarrollo eólico ordenado en la región en los próximos años», opina.

   ARCA es favorable al desarrollo de las energías limpias en Cantabria, porque es un objetivo «imprescindible» en la lucha contra el cambio climático. Pero entiende que ese desarrollo debe hacerse «con todas las garantías de que no se afecte a los valores ambientales» de la región, como el paisaje, las especies amenazadas, o los bosques.

   En su opinión, la Ley aprobada por el Parlamento «no tiene en cuenta estos riesgos, es más -añade-, ni siquiera valora el impacto ambiental conjunto que supondría el desarrollo de todos los parques, ni tampoco delimita zonas de exclusión en función de su fragilidad ecológica o paisajística».

   ARCA considera que con esta ley, el Gobierno de Cantabria «no está sabiendo cumplir con su deber de proteger los valores ambientales, ni de propiciar un desarrollo sostenible de la región». Por ello, anuncia que recurrirá todas las autorizaciones de parques eólicos que supongan una «amenaza ambiental».

   «Tenemos muy claro que la doctrina jurídica del Tribunal Supremo es que no se pueden autorizar parques eólicos de manera aislada, si antes no se ha evaluado el impacto ambiental conjunto que todos ellos pueden producir. Hay numerosas sentencias recientes en provincias limítrofes con Cantabria en este sentido, y nosotros no estamos dispuestos a permitir que el desarrollo eólico se realice sin las debidas cautelas ambientales», concluye.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés