La Comarca Hoya de Huesca concede subvenciones de educación ambiental

Para hacerlo, han tenido que utilizar criterios de sostenibilidad ambiental, mediante materiales reciclados para fomentar la sensibilización y la concienciación en materia medioambiental

La delegación de Educación Ambiental del Área de Medio Ambiente de la Comarca Hoya de Huesca ha concedido más de 8.000 euros en ayudas a cinco proyectos medioambientales en el ámbito escolar de la zona rural.

Durante el ejercicio de 2016, la comarca, a través del Área de Medio Ambiente que preside el consejero José Joaquín Escriche, ha invertido un total de 8.109,34 euros en subvenciones para que las asociaciones de padres y madres de colegios situados en el ámbito rural puedan adecuar los patios de recreo y otras zonas al aire libre de sus instalaciones.

Para hacerlo, han tenido que utilizar criterios de sostenibilidad ambiental, mediante materiales reciclados para fomentar la sensibilización y la concienciación en materia medioambiental.

- Advertisement -

Las AMYPAS de Almudévar, Chimillas, Lupiñén, Sesa y Tierz han sido las beneficiarias de esta línea de subvención en 2016. Con esta ayuda, cada una de ellas ha activado y desarrollado diversos proyectos en sus centros.

La consejera comarcal delegada de Educación Ambiental, Carmen García, visitaba hace unos días el patio del colegio de Almudévar, que ha recibido una subvención de 2.500 euros para afrontar una profunda renovación de su espacio lúdico.

Se trata de la primera fase de un ambicioso proyecto, que han denominado ‘Un cole, una ilusión’, con el que se pretende remodelar tres espacios diferentes.

En la primera fase, se ha apostado por actuar en el patio principal, creando pequeñas áreas temáticas, un hotel para insectos, una cabaña, espacios verdes, flores y un cuenta-secretos.

También se va a potenciar la creación de subespacios, que estimulen la creatividad en el juego, que sean ricos en estímulos y donde se pueda jugar con diferentes elementos naturales, como la arena.

El hecho de que, de forma voluntaria, muchas madres y padres hayan participado en la creación de estos espacios ha permitido obtener el máximo provecho a este presupuesto.

En Tierz se han invertido 1.934,63 euros para la creación de un huerto ecológico enmarcado dentro del programa «Del campo a la escuela».

Con esta iniciativa se pretende llevar a cabo una serie de acciones que tengan como resultado el establecimiento de un comedor escolar con productos de proximidad o ecológicos que dará servicio al alumnado de primaria e infantil.

‘UN PATIO PARA APRENDER JUGANDO’

En el colegio de Chimillas se han invertido 1.889,61 euros para el programa titulado ‘Un patio para aprender jugando’, que pretende poner a disposición de la comunidad escolar un espacio exterior que esté íntimamente ligado a la naturaleza. Sus promotores aspiran que no quede reducido a una zona de juego, sino que además permita un uso educativo y de aprendizaje.

Para su diseño y ejecución se ha fomentado la participación y colaboración de toda la comunidad educativa.

En esta misma línea se ha desarrollo el proyecto puesto en marcha en Lupiñén, cuya AMYPA ha recibido 826,78 euros para crear un espacio lúdico y de aprendizaje, sostenible medioambientalmente y en cuya transformación se va a implicar toda la comunidad escolar.

Finalmente, la AMYPA de Sesa va a destinar su subvención de 958,32 euros en la construcción de una pérgola que será un jardín vertical en el que se podrán encontrar especies tanto de huerto como de especies aromáticas y que contará con comederos para aves y maceteros realizados con neumáticos reciclados.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés