El Centro Ambiental Los Ruices reducirá su impacto con 18 nuevos pozos de desgasificación

El sistema de desgasificación de Los Ruices, que desde hace años permite el aprovechamiento eléctrico del biogás generado por la descomposición de los residuos orgánicos, es uno de los elementos claves para reducir la contaminación odorífera que genera esta actividad.

La empresa que gestiona la limpieza, recogida y tratamiento de residuos en Málaga, Limasa, minimizará en las próximas semanas el impacto del Centro Ambiental Los Ruices en su entorno. Esta mejora será posible gracias a la finalización de la explotación de la primera fase de la superficie de vertido y la puesta en marcha de un plan de actuación, por el que se ampliará la planta de biogás con la colocación de 18 nuevos pozos de desgasificación.

El sistema de desgasificación de Los Ruices, que desde hace años permite el aprovechamiento eléctrico del biogás generado por la descomposición de los residuos orgánicos, es uno de los elementos claves para reducir la contaminación odorífera que genera esta actividad.

En la actualidad, según han informado desde el Ayuntamiento en un comunicado, la instalación cuenta con 50 pozos de desgasificación, situados en las zonas de depósito que se han ido cerrando con el uso del vertedero. En las próximas semanas, se realizarán 18 nuevas perforaciones en el resto de la primera fase hasta completar toda su superficie, con las que el centro ambiental llegará a alcanzar un total de 68 pozos.

Está previsto que los nuevos pozos se conecten con la actual línea de transporte existente, lo que aumentará la desgasificación y la generación de energía eléctrica. Para ello, se trasladará a este punto un equipo completo de desgasificación, dotado con moto-generador y todas sus instalaciones eléctricas asociadas, para el aprovechamiento energético que se sumaría al que ya está en funcionamiento.

Esta nueva unidad, han explicado, se ubicará junto al equipo ya instalado para hacer posible el traslado en paralelo, a fin de lograr el completo aprovechamiento del biogás generado en el vertedero, al mismo tiempo que se minimiza su impacto y se fomenta el uso de energías renovables.

Con todos los pozos de desgasificación funcionando al completo, se calcula que la extracción del biogás del vertedero de Los Ruices y su posterior puesta en valor energética puede llegar a incrementarse hasta alcanzar una potencia instalada de 2,2 y de 3,2 megavatios en todo el complejo ambiental.

La puesta en marcha de este plan de actuación supondrá el refuerzo de la «importante» mejora ambiental conseguida hasta ahora para la ciudad con la instalación ya existente, al incrementarse la reducción la emisión de gases de efecto invernadero.

Al mismo tiempo, han señalado, permitirá al Centro Ambiental Los Ruices no sólo seguir siendo completamente «autosuficiente» en todas sus operaciones internas, sino también obtener mayores recursos económicos para dedicarlos a la explotación de la instalación mediante la venta de electricidad, aprovechando al máximo una fuente de energía alternativa a la convencional.

De los 24 millones de kilovatios que se obtienen de producción anual actualmente en Los Ruices –aproximadamente el consumo de 6.000 viviendas– el 85 por ciento se vende a la empresa distribuidora y el 15 por ciento se queda en el complejo para uso interno. Con este aprovechamiento se consigue, además, una reducción de emisiones cercana a las 100.000 Tn de CO2, dentro del desarrollo activo del proyecto Clima de reducción de emisiones, firmado con la oficina de cambio climático del ministerio de medio ambiente.

La explotación energética de la primera fase del vertedero del Centro Ambiental Los Ruices comenzó su actividad en 2011. La finalización de dicha explotación supondrá la entrada en servicio de la segunda fase, más alejada del entorno residencial, con una superficie de diez hectáreas y una capacidad de 3,7 MMm3.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés