La Comunidad de Madrid recomienda respetar la fauna y flora, evitar ruidos y no dejar basura en los montes

Se debe evitar causar molestias a la fauna y dañar la flora, se tiene que observar a los animales de lejos y evitar generar ruidos; y en caso de ir durante la época de nidificación, respetar al máximo las aves.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recomendado, en un decálogo sobre el buen uso del monte, respetar la fauna y flora de la zona, evitar ruidos y no dejar basura en los espacios naturales.

Así, han señalado que es importante cumplir una serie de pautas antes de ir como informarte y preparar el recorrido, elegir las rutas, consultar la predicción meteorológicas y conocer las áreas de baños permitidas.

Una vez allí, la Consejería ha recomendado que al circular, se debe de aparcar el vehículo en las lugares habilitados para ellos; si se va como senderista, utilizar los caminos acondicionados; y si se opta por la bicicleta, recordar que el peatón siempre tiene preferencia, además de utilizar una velocidad moderada por pistas destinadas para ello; o en el caso de acudir con un animal de compañía, mantenerlo siempre controlado.

También, han recordado que no está permitido hacer fuego y que se debe de llevar la comida preparada de casa. En cuanto al uso responsable de los espacios, han informado de que se tienen que utilizar las áreas recreativas y sendas habilitadas; se debe procurar no interferir en el disfrute de otras personas, así como el respeto a agricultores, ganaderos y propietarios particulares; y está prohibido aparcar salvo en zonas habilitadas.

En cuanto a los residuos, han señalado que los visitantes cuando se vayan deben de ser responsables de los mismos, por lo que tienen que ser previsores y llevar una bolsa donde poder guardarlos hasta encontrar un contenedor. Además, recuerdan la importancia de reciclar y reutilizar si es posible, y que el monte debe de quedar cómo se encontró.

Así, el director general de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Luis del Olmo, ha indicado a Europa Press que este plan se realiza para conseguir «la menor huella posible» en el monte madrileño. Además, ha afirmado que la región tiene más del 50 por ciento de su territorio protegido.

«Somos los contribuyentes los que podemos hacer posible que se conserve y se mantengan buena parte de nuestro territorio», ha apostillado.

Del Olmo ha explicado que se trata «sencillamente» de mantener unas reglas y de respetar a quienes están en el monte, los seres vivos o las personas que viven allí, así como propietarios, agricultores o ganaderos.

Por último, ha señalado que las actividades deportivas que se desarrollan como el trekking o el ciclismo de montaña son «compatibles» si se respeta el entorno y se cumplen estas normas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés