Lluvia de millones para los ecosistemas forestales de Andalucía

Bendodo ha destacado la apertura de líneas de ayudas y la adecuación del Plan Forestal Andaluz que facilite la compatibilidad de la protección del medio ambiente con la rentabilidad social de los montes.

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento este jueves de la aprobación de las bases reguladoras y de la convocatoria de subvenciones para incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas forestales en Andalucía, unas ayudas que va a publicar la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en la primera quicena de septiembre y están dotadas de más de 100 millones de euros.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, la primera del nuevo curso político, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, quien ha incidido que estas ayudas duplicarán la cuantía que el anterior Ejecutivo destinó a este fin y que llevaban «siete años congeladas», tras su última convocatoria en 2012.

«Esto no le importaba al socialismo anterior», ha criticado, antes de asegurar que al actual Gobierno autonómico «apuesta no solo con eslóganes por el medioambiente».

Respecto a las ayudas, la Consejería ha aprobado en julio las bases reguladoras para su concesión, que se encuentran incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020 y que se convocan en régimen de concurrencia competitiva.

Bendodo ha señalado que la Junta de Andalucía con estas ayudas pretende apoyar económicamente a los propietarios y gestores de terrenos forestales, ya sean ayuntamientos o privados, que dispongan de un plan de gestión forestal y también efectuar un reconocimiento público a la contribución que realizan estos propietarios y gestores a la conservación del medio natural en una comunidad en la que la superficie forestal representa más del 50 por ciento de la extensión total, con 4,5 millones de hectáreas.

La subvención puede alcanzar hasta el cien por cien del importe de los costes de las inversiones que pueden acogerse a esta línea de ayuda y la cuantía máxima es de 250.000 euros por cada beneficiario, pudiendo contener la solicitud actuaciones hasta en tres fincas distintas.

La orden contempla «un amplio elenco de actuaciones», ha destacado Bendodo, todas ellas encaminadas a la restauración, preservación y mejora de los terrenos forestales y a la conservación de la biodiversidad y el paisaje, al tiempo que también persigue la adaptación de los ecosistemas forestales a los efectos del cambio climático en el ámbito de la región.

Entre otras actuaciones se incluyen proyectos de repoblación en hábitats de interés comunitario, trabajos de mejora de la vegetación como tratamientos silvícolas y podas sanitarias, inversiones en regeneración natural y de preservación de la fauna y flora silvestre, como la instalación de cajas nido o la mejora de charcas.

Bendodo ha subrayado que la publicación de estas ayudas forma parte del compromiso de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de realizar un «esfuerzo inversor» en materia de política forestal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés