Puig defiende el Tajo-Segura y promete reciclar el 100% de aguas residuales con 1.229 millones hasta 2027

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido este lunes el «compromiso irrenunciable» con el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura y el Júcar-Vinalopó y ha anunciado una intervención integral en la gestión de aguas residuales para reciclar el 100%.

Es uno de los anuncios ‘verdes’ que ha lanzado en el Debate de Política General en Les Corts, proyectado hasta 2027 y compuesto por tres iniciativas: la digitalización de las estaciones depuradoras y de los procesos de la entidad pública de saneamiento Epsar, la sustitución de la red de emisarios submarinos y el cambio de la red de colectores generales a las depuradoras.

Paralelamente, Puig ha prometido una «segunda revolución modernizadora» del sistema de regadío con la mejora de más de 100.000 hectáreas, la instalación de 116.000 kilovatios de energías renovables y de riego localizado en 41.000 hectáreas y la incorporación de tecnología en 98.000 hectáreas. La intención es ahorrar energía y agua, reducir emisiones de CO2 y hacer que las explotaciones sean más rentables y competitivas.

«Más vida para el medio rural y mejores condiciones para la renovación generacional en el campo», ha confiado, sumado un programa de reestructuración y reconversión de la citricultura para dejar claro que «nuestro sector agrario se ha erigido en un activo fundamental durante la crisis». Otro de los anuncios es un plan de reestructuración varietal de las explotaciones citrícolas orientadas a cultivos emergentes, también para ganar en rentabilidad. El presupuesto estimado de estos dos proyectos suma 107 millones.

500 Millones en el plan vega baja renhace

El presidente valenciano también ha destacado los 500 millones presupuestados en el plan ‘Vega Baja Renhace’, cuando se cumple poco más de un año del temporal que arrasó esta zona del sur de Alicante. «Aún sentimos el dolor de ver ahogada una comarca, pero también la emoción de ver, antes y ahora, a un pueblo solidario, unido y con fuerzas para renacer», ha exclamado. Este programa prevé reforzarla ante futuros episodios meteorológicos y aumentar su vertebración con el resto de la Comunitat.

Por otro lado, la Generalitat proyecta una estrategia valenciana del hidrógeno verde para la descarbonización de la industria termo-intensiva, como la cerámica de Castellón, con 267 millones para la puesta en marcha de un electrolizador de producción de hidrógeno en colaboración con operadores energéticos. Según sus cálculos, inyectar un 7% de hidrógeno verde en el gas natural del sector supondría el ahorro de 200.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés