Europa hará el seguimiento de la radiactividad en las aguas gallegas en el primer semestre de 2021

La Comisión Europea desarrollará la verificación del seguimiento de la radiactividad del medio marino en aguas gallegas en el primer semestre de 2021, según ha informado el BNG en virtud de una respuesta enviada a la formación nacionalista a preguntas de Ana Miranda a través de la coalición Agora Repúblicas.

«De esta manera, tenemos respuesta a una larga demanda de las asociaciones ecologistas gallegas, uno de cuyos emblemas es el barco ‘Xurelo'», ha remarcado Miranda. Inicialmente, la misión de verificación estaba prevista para 2020, pero la actual situación de pandemia provocó que la Comisión Europea aplazase esta labor de verificación hasta el primer semestre de 2021. Una retraso, este en concreto, que el BNG considera «totalmente comprensible».

Sin embargo, la portavoz del Bloque en Europa ha considerado que el problema «no es que debido a la situación causada por el coronavirus la misión pase de 2020 a 2021, sino que pasasen más de 40 años sin verificar en qué estado se encuentran los residuos». En este sentido, ha recordado que en la fosa atlántica están depositadas 140.000 toneladas de residuos nucleares, que fueron depositados en este emplazamiento entre 1949 y 1982 en un total de 220.000 bidones.

«Pese a que según ha reconocido la Comisión, son los estados miembro los responsables de controlar la radiactividad de sus aguas, el Estado español no ha abordado específicamente ningún plan de control de la radiactividad en esta zona, aduciendo que esos depósitos están fuera de sus aguas», ha denunciado Ana Miranda.

«contradicciones»

- Advertisement -

Ana Miranda también se muestra «muy crítica» con la propia Comisión, ya que en su respuesta señala que las verificaciones se llevan a cabo periódicamente en virtud del artículo 35 del Tratado de Roma, según un programa continuado que los servicios de la Comisión actualizan periódicamente.

«Resulta inaudito que la Comisión diga que desarrolla un programa continuado cuando ha admitido que no dispone de información actualizada del estado de los bidones y que los últimos informes con los que cuenta, referidos a las aguas del atlántico norte, datan de 1990 y 2003″, censura.

Miranda recuerda que cuando la Comisión organice la misión de verificación de los bidones con residuos nucleares, se cumplirán 40 años de las protestas protagonizadas por el barco ‘Xurelo’, que se «enfrentó en dos ocasiones a los cargueros que depositaban los bidones a 650 kilómetros de la costa gallega.

La portavoz nacionalista en Europa también recuerda que, en mayo de 2019, el puerto de A Coruña acogió una protesta que contó con la participación del escritor Manuel Rivas, así como diferentes personas que estuvieron en el barco en 1981 para protestar por el impacto de estos residuos en el medio ambiente y los ecosistemas marinos, como fueron Manuel Méndez y Gonzalo Vázquez Pozo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés