Ciclo natural del agua

Existen diferentes tipos de ciclos del agua. Los básicos son: el natural, que consiste en que, la parte líquida de la Tierra sufre procesos de evaporación, condensación precipitaciones y vuelta a evaporar y el del agua urbana.

¿Porqué se llama ciclo natural del agua?

Ciclo natural del agua. El agua siempre circula por encima, a través y dentro de la Tierra. Este ciclo natural ha existido durante millones de años y seguirá así hasta que culmine la vida útil del planeta. El agua cambia de estados mientras está en movimiento. Por ello y según la temperatura, se la puede encontrarse sólida, gaseosa (vapor de agua) o líquida.

De esta manera, el agua se va reciclando en un proceso que no se detiene. Este es el que permite que la misma cantidad de este elemento que existe desde que el planeta se consolidó, siga siendo parte de océanos, ríos, lagos, glaciares, acuíferos etc. Además, permite la vida de los seres que la habitan. Puesto que para ellos es esencial e imprescindible.

El agua puede pasar por diversas etapas. Las mismas son las que conforman el llamado ‘ciclo natural hídrico’. Y son: la evaporación, la condensación, las precipitaciones, la infiltración, la escorrentía y la transpiración.

Evaporación

- Advertisement -

El calor del sol actúa sobre las moléculas del agua rompiendo los enlaces entre ellas. De esta forma logra un cambio de estado. Pasa de ser líquida conformar vapor de agua (estado gaseoso). Cuando esto sucede deja residuos minerales tras de sí (sal, metales, etc.). Al ser más liviano que su entorno, este gas se eleva hacia las capas superiores de la atmosfera.

Condensación

Ciclo natural del agua. A medida que el vapor va ascendiendo, su temperatura desciende paulatinamente. Ello fuerza a que el espacio intermolecular se reduzca. Así es como se forman gotas de agua, que terminan por unirse y crear las nubes.

Precipitación

Una vez que se acumula en las nubes una cantidad excesiva de agua, esta cae nuevamente hacia la Tierra. Esto sucede gracias a la gravedad que ésta ejerce. Dependiendo de la temperatura ambiente, lo hace en forma de lluvia (líquida) o nieve (sólida).

Ciclo natural del agua.

Infiltración

La lluvia que cae sobre la superficie se cuela por las grietas de la tierra. De este modo se transforma en agua subterránea. Estas aguas son captadas por las raíces de las plantas. También les sirve a los animales que viven bajo tierra. Y el resto acaba acumulándose en los acuíferos.

Escorrentía

El agua que fluye sobre la superficie de la tierra arrastra consigo diversos elementos. Esto sucede porque la corriente los fuerce a moverse o porque las sustancias se diluyen en las aguas. El conjunto llega a ríos y arroyos y de ahí puede desembocar en mares y océanos. Un ejemplo de ello es que el Mar Menor también agoniza en invierno.

Transpiración

Ciclo natural del agua. Otra de las maneras por las que el agua regresa desde la tierra hacia la atmosfera es mediante este proceso de sudoración vegetal. Este se lleva a cabo generalmente en las hojas de las plantas. Allí surgen miles de gotitas en su superficie, que el sol acaba por evaporar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés