Wegener y la Teoría de la deriva continental

El científico alemán fue el primero que se propuso dar una explicación a la conformación de la corteza terrestre, sus variaciones a través de la historia del planeta y a los múltiples eventos naturales que alberga.

¿Deriva continental?

Wegener y la Teoría de la deriva continental. La litosfera rígida, es decir la capa más externa de la corteza terrestre, está dividida en siete placas principales. Estas se mueven de manera lenta sobre el manto subyacente o astenosfera. La teoría de la deriva continental explica cómo y porqué se conformaron. Y también trata de predecir su comportamiento a futuro.

En un principio existía una gran masa de tierra que se denomina Pangea. Como consecuencia de los movimientos de las capas internas de la Tierra esta se escindió y se separó. Así se formaron los actuales continentes, a la vez que, por colisiones, subducciones y desplazamientos internos se conformaron muchos accidentes geográficos, como las cadenas montañosas o los mares internos.

La teoría primigenia

Alfred Wegener era un astrónomo, geofísico, geólogo y meteorólogo alemán. En el transcurso de sus investigaciones notó que los continentes “encajaban” casi a la perfección unos con otros. Se planteó la posibilidad de que en tiempos antiquísimos hubiesen conformado un solo cuerpo continental. Y que las diferencias podrían ser fruto de la erosión.

- Advertisement -

Para comprobarlo, Wegener viajó de un extremo al otro del Océano Atlántico investigando sus costas cotejando sus características, los fósiles encontrados y su conformación geológica. Así fue como pudo demostrar que, hace más de 2000 millones de años, el “pico” del este de Brasil se correspondía con la concavidad del centro de África.

En ese momento había muchas teorías que intentaban explicar la conformación continental. Pero la mayoría hablaban de surgimiento espontáneos, hipótesis que no convencían a Wegener. El dedujo que los continentes tenían que haber conformado un solo supercontinente denominado Pangea. Y que luego éste se desmembró en las partes actuales.

Más pautas

La actividad glacial también aportaba veracidad de la teoría de la deriva continental.  Wegener comprobó que existía una anomalía en la capa de hielo del permocarbonífero. Y que, de no haber una deriva continental que cambiase de posición a las placas tectónicas, la mayor parte del globo terráqueo debería estar bajo un enorme glaciar.

Wegener y la Teoría de la deriva continental. En 1912 presentó su teoría ante la Asociación Geológica Alemana. Tres años después publicó su libro: “El origen de los continentes y océanos”. Aunque estaba seguro de su teoría, no acababa convencerle el mecanismo que había propuesto. Este sugería que el movimiento lo originaba una fuerza centrífuga, ocasionada por la rotación de la Tierra o por los efectos de la Luna (como en las mareas).

Vida breve pero fructífera

Hijo menor de un pastor y director de un orfanato, Alfred Wegener nació y se educó en Berlín. Luego asistió a las universidades de Innsbruck, Heidelberg y Berlín. Se especializó en astronomía y meteorología. Con el deseo de estudiar por sí mismo las masas de aire polar, de 1906 a 1908 participó en una expedición danesa. Con ellos recorrió la costa noroeste de Groenlandia.

A su regreso completó su doctorado y fue nombrado profesor de termodinámica atmosférica en el Instituto de Física de Marburg. Allí destacó por su abierto enfoque a las cuestiones más complejas. En 1912-1913 regresó a Groenlandia y junto al capitán danés Johann Peter Koch cruzaron la enorme isla helada, estudiando su glaciología y climatología.

Wegener y la Teoría de la deriva continental. Durante la Primera Guerra Mundial fue herido en dos ocasiones. Finalmente, se lo destinó al Servicio Meteorológico de los Ejércitos. Luego trabajó en el observatorio marítimo de Hamburgo. Se creó una cátedra de meteorología y geofísica especialmente para él en la Universidad de Graz en 1924. Pero Groenlandia ya era una de sus grandes pasiones y ansiaba volver.

Dirigió hacia allí dos nuevas expediciones científicas, en 1929 y 1930. Su objetivo era lograr demostrar que este territorio había sido parte de Europa alguna vez. Durante la última murió, probablemente de un paro cardíaco mientras iba a buscar provisiones. Esto ocurrió el mismo día de su 50 cumpleaños. Su cuerpo fue encontrado el 8 de mayo de 1931 enterrado bajo un metro de nieve.

Wegener y la Teoría de la deriva continental

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés