Muerte de tortugas bobas a lo largo de las playas de Almería

Según ha explicado la entidad en una nota, la tortuga hallada en Almerimar, de un tamaño de poco más de 40 centímetros de caparazón, no presentaba anzuelos ni plásticos en el esófago

La entidad autorizada para el rescate de especies marinas protegidas en la provincia de Almería, Equinac, ha atendido este jueves el aviso de tres ejemplares de tortuga boba –‘Caretta caretta’– que han aparecido muertas en las playas de Almerimar, Cabo de Gata y Mojácar durante la misma jornada.

Según ha explicado la entidad en una nota, la tortuga hallada en Almerimar, de un tamaño de poco más de 40 centímetros de caparazón, no presentaba anzuelos ni plásticos en el esófago. Por su parte, la de Mojacar, de poco más de 45 centímetros de caparazón, presentaba una fractura en el caparazón, aunque se desconoce si ha podido producirse tras su muerte.

En el caso de la encontrada en Cabo de Gata, la más grande de las tres con un caparazón superior a los 60 centímetros de largo, también presentaba una fractura en el caparazón, si bien no se ha podido determinar si dicha fractura se ha producido antes o después de su muerte.

- Advertisement -

En los tres casos, el mal estado de los cadáveres hizo «imposible practicarles la necropsia», por lo que se han recogido muestras de piel para el estudio de genética por parte del CSIC, con la que Equinac colabora en la identificación de las poblaciones de estas tortugas.

Cada ejemplar de tortuga marina «es de un alto valor ecológico». La tortuga boba está clasificada como una especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y está incluida en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), por lo cual el comercio internacional en esta especie es considerado ilícito. Equinac pide alertar al 112 en caso de detectar un animal marino con problemas, muerto o vivo.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés