La plataforma Salvemos las Pitas de Almería aboga por su conservación a pesar de ser una especie invasora

El colectivo ha trasladado que espera que el documento, bajo en nombre de Manifiesto Pitaco, sirva, entre otras cosas, «para acercar posturas» con respecto a las actuaciones previstas en el proyecto Life Conhabit, que afecta a las zonas de pitas –ágaves– que se ubican entre las barriadas capitalinas de Retamar y El Alquián.

Representantes de la plataforma ‘Salvemos las Pitas de Almería’ han presentado ante la Delegación Territorial de Medio Ambiente un manifiesto que aboga por la conservación de esta especie, cuya erradicación ha programado la Junta andaluza por tratarse de una especie «exótica invasora».

El colectivo ha trasladado que espera que el documento, bajo en nombre de ‘Manifiesto Pitaco’, sirva, entre otras cosas, «para acercar posturas» con respecto a las actuaciones previstas en el proyecto Life Conhabit, que afecta a las zonas de pitas –ágaves– que se ubican entre las barriadas capitalinas de Retamar y El Alquián.

Han defendido, en esta línea, que representan «algo más» que una especie exótica, ya que, según han remarcado, forman parte de la «identidad almeriense y de su historia».

- Advertisement -

«Su singularidad e importancia para la población debe ser respetada por encima de valoraciones ambientales», han afirmado para subrayar que, si bien «respaldan» el valor botánico de las especies a las que el proyecto de Medio Ambiente pretende proteger, los artos, «el supuesto crecimiento incontrolable de las pitas, no es excluyente para esos ejemplares espinosos». «Pueden verse compartiendo el mismo espacio, cuando no quedó ni uno después de la plantación de pitas», han reivindicado.

Al hilo de esto, ‘Salvemos las Pitas de Almería’ ha propuesto a la Junta que reconsidere las actuaciones proyectadas en el marco del programa Life Conhabit y ha abogado porque, en vez de la erradicación total, se realicen «acciones puntuales solo en los lugares concretos donde contamos con artos». «Actuaciones muy localizadas y de pequeña envergadura, dejando las macollas de pitas compartiendo el espacio con sus anfitriones», ha explicado.

Entre las aportaciones del colectivo, se encuentra su intensa actividad para despertar el creciente apoyo de personas y amantes del entorno natural, tanto en las redes sociales como en encuentros vecinales de todo tipo, lo que han interpretado como que sus «demandas y preocupaciones» son compartidas por la «mayoría de la población».

«Como muestra la gran participación en un reciente concurso de dibujo infantil sobre las pitas que organizaron en Facebook, lo que nos permite demostrar que tenemos en las pitas todo un referente cultural. Nuestra aspiración es lograr un decidido respaldo institucional y un cambio radical en el trato y valoración de los campos de pitas», han concluido.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés