Innovador método permite identificar mejor la habilidad de un caballo para la doma

Una investigación liderada por la Escuela Técnica de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla (US) ha analizado los rasgos morfológicos de 10.127 caballos de Pura Raza Española y ha llevado a cabo el análisis de funcionalidad deportiva de 1.545 caballos que compiten en esta modalidad.

“La inversión que un ganadero tiene que hacer en un caballo para doma es muy alta. Por lo tanto, el ganadero arriesga mucho a la hora de elegir un potro al que empezar a domar para competir. Por primera vez se ha demostrado la relación genética entre la conformación del caballo y su habilidad para desarrollar los ejercicios de doma clásica”, explica la catedrática de la Universidad de Sevilla y directora del estudio, Mercedes Valera.

El grupo de investigación de la US, junto con investigadores del departamento de Genética de la Universidad de Córdoba, ha patentado un método para el diagnóstico precoz de la infertilidad equina.

Se trata de un análisis muy sencillo a partir de cualquier muestra de la que se pueda extraer ADN del animal –pelo, sangre, cartílago, etc.– por el que se detecta si el caballo presenta alguna de las principales alteraciones citogenéticas en sus cromosomas –síndrome de Turner, sexo reverso, quimerismo, etc.–.

- Advertisement -

Un método más simple y barato

Esta nueva metodología permite sustituir las técnicas clásicas empleadas con anterioridad, mucho más complejas y costosas, ofreciendo una prueba diagnóstica rápida, fiable y tiene una capacidad de detección del 100% de animales afectados. Además es un sistema económico para la detección de animales portadores de estas alteraciones citogenéticas.

“Es un gran avance porque hasta ahora este tipo de estudio se hacía en muy pocos laboratorios y su coste era muy elevado. A partir de ahora, ante un problema de infertilidad en una yegua o en un potro podremos ver si se debe a una anomalía citogenética, o bien descartar este motivo y que el veterinario busque otros posibles diagnósticos y tratamientos”, explica la investigadora Valera.

Esta prueba genética puede realizarse desde el mismo nacimiento del potro (o incluso antes) utilizando para ello una amplia gama de muestras biológicas. Su precio oscila entre 15 y 25 euros, en función del número de animales a los que se realice el análisis, y ya está en marcha su comercialización.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés