Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Comunitat Valenciana, daños por sobrepoblación de fauna salvaje

«Estas reducciones se deben a las duras y estrictas restricciones y limitaciones que tienen que afrontar los cazadores a la hora de ejercer su actividad», han apuntado estas organizaciones.

Un total de 842.565 hectáreas y 166 municipios de la Comunitat Valenciana están en «riesgo elevado» de sufrir daños por la sobrepoblación de la fauna salvaje. Cultivos como los cítricos, frutales, olivos, hortalizas y viñedos están expuestos a la acción depredadora de especies silvestres como los conejos, los jabalíes, los ciervos y la cabra montesa. Además, la fauna salvaje también afecta al sector ganadero ya que es foco de transmisión de enfermedades como la tuberculosis.

Así se desprende de un estudio relativo a la revisión de las zonas y cultivos declarados con sobrepoblación animal elaborado por la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, que han dado a conocer las diversas organizaciones agrarias y de caza que acudirán a la manifestación del próximo 26 de mayo.

El informe, desarrollado en el marco del servicio de vigilancia y prevención de daños a cultivos e infraestructuras por fauna cinegética, apunta que 166 términos municipales de la Comunitat tienen un riesgo elevado de sobrepoblación de fauna salvaje y que en el último año, las capturas de conejo y ciervo han descendido un 8%, mientras que las de cabra montesa lo han hecho hasta casi un 30%.

Cambios normativos y ayudas económicas

«Estas reducciones se deben a las duras y estrictas restricciones y limitaciones que tienen que afrontar los cazadores a la hora de ejercer su actividad», han apuntado estas organizaciones.

Este hecho, añaden, «está suponiendo graves pérdidas para los agricultores, que piden cambios normativos que faciliten el control cinegético de las especies invasoras de los cultivos y ayudas económicas para instalar mecanismos de control y compensar las pérdidas que sufren».

Esta situación, entre otras reivindicaciones que afectan al mundo rural, son las que llevarán a las más de 15 entidades que asistirán a la movilización el próximo 26 de mayo a recorrer las calles de València para defender el mundo rural y las actividades que en éste se realizan como medio de vida, generador económico y modo de gestión y conservación del medio natural.

«Discriminación» del mundo rural

Los manifestantes denuncian la «discriminación que sufre el mundo rural», con el abandono de tierras agrícolas por falta de rentabilidad, además del «desprestigio de ciertas actividades culturales y costumbres arraigadas» a el territorio que se encuentran seriamente amenazadas por múltiples causas.

Por ello, exigen a las distintas administraciones un cambio en sus políticas y el establecimiento de una hoja de ruta para todos los afectados.

Las principales organizaciones vinculadas al ámbito rural de la Comunitat Valenciana aseguran que las actividades que llevan a cabo son «clave para gestionar de forma activa los ecosistemas forestales para adaptarlos al cambio climático, no solo con el fin de favorecer la lucha contra los incendios forestales, sino también a las plagas y las situaciones climatológicas extremas«.

«De este modo, ayudan a mantener en mejores condiciones la superficie forestal y contribuyen de manera directa a tener los montes más limpios y verdes», han concluido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés