Heces revelan la diversidad de los vertebrados acuáticos del Cretácico

En este estudio, el equipo analizó una gran colección de coprolitos encontrados en sedimentos de agua dulce que datan de hace entre unos 129 y 125 millones de años, en el yacimiento paleontológico Las Hoyas, en Cuenca.

Heces fósiles encontradas en España, pertenecientes a carnívoros comedores de peces, han revelado una dieta que demuestra la diversidad de vertebrados acuáticos durante el Cretácico Inferior, las heces fosilizadas, o coprolitos, proporcionan pistas únicas sobre la dieta y los comportamientos de alimentación de los animales extintos. Estos fósiles son relativamente abundantes en sedimentos marinos y terrestres, pero los coprolitos de ríos, lagos o humedales son más difíciles de encontrar.

En este estudio, el equipo analizó una gran colección de coprolitos encontrados en sedimentos de agua dulce que datan de hace entre unos 129 y 125 millones de años, en el yacimiento paleontológico Las Hoyas, en Cuenca.

Los investigadores seleccionaron 433 coprolitos de una colección de casi 2.000 y luego analizaron su forma, contenido y composición química.

- Advertisement -

Los especímenes variaban ampliamente en forma y tamaño, sugiriendo que pertenecían a una amplia gama de vertebrados acuáticos, estos animales eran probablemente carnívoros que se alimentaban principalmente de peces, como peces con aletas radiadas y cocodrilos, porque sus heces estaban llenas de trozos de escamas de peces y huesos de peces pequeños.

Esta hipótesis fue respaldada por análisis químicos, que revelaron grandes cantidades de residuos óseos en los coprolitos, los hallazgos de esta investigación descubren algunos de los comportamientos de alimentación de los vertebrados acuáticos del Cretácico Inferior y respaldan la evidencia fósil anterior que sugiere que Las Hoyas era un ecosistema de humedales rico y diverso.

«Cientos de coprolitos del Cretácico temprano de Las Hoyas muestran que la mayoría de los coprolitos fueron producidos por animales carnívoros con dietas ictiófagas –dice Sandra Barrios de Pedro, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), líder del estudio publicado en PLOS ONE–. El contenido de los coprolitos revela diferencias en la eficacia de los procesos digestivos de los productores de esas heces».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés