La indecente persecución que sufre la sargento del Seprona de Lanzarote Gloria Moreno

El acoso y persecución que viene sufriendo durante estos últimos años ha conducido recientemente a la apertura de un expediente por falta muy grave, encaminado, con toda probabilidad, hacia su expulsión de la Guardia Civil.

La Federación Ecologista Ben Magec – Ecologistas en Acción, de la que forman parte los colectivos El Guincho – Ecologistas en Acción, Agonane – Ecologistas en Acción, Turcón – Ecologistas en Acción, resaltan la necesidad de que las fuerzas del orden hagan cumplir la legislación vigente, también en lo que respecta al medio ambiente, y solicitan a la delegada del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, una investigación sobre el caso de la sargento del SEPRONA de la Guardia Civil de Lanzarote, Gloria Moreno.

El acoso y persecución que viene sufriendo durante estos últimos años ha conducido recientemente a la apertura de un expediente por falta muy grave, encaminado, con toda probabilidad, hacia su expulsión de la Guardia Civil. Una vez más, un/a agente sufre persecución por realizar su trabajo en la protección de la naturaleza.

La Federación Ecologista Ben Magec y los colectivos firmantes creemos que la labor de la sargento Gloria Moreno ha sido la necesaria desde su llegada a Lanzarote, asumiendo los expedientes relacionados con las cacerías y comilonas que venían haciéndose en Alegranza, en el Parque Natural del Archipiélago Chinijo y sobre especies protegidas, acabando con décadas de impunidad.

- Advertisement -

Su labor ha sido también la adecuada ante expedientes de actuaciones graves en espacios naturales. Ha atendido e impulsado acciones para aclarar el funcionamiento de servicios públicos de recogida y custodia de animales, que venían funcionando con evidentes defectos desde hacía décadas, y dio curso a las reclamaciones de varias personas que habían permanecido desatendidas: ha contribuido así a un servicio público transparente y eficaz que responde a las demandas de la ciudadanía, así como a un trato hacia los animales basado en el respeto de la legalidad y de la dignidad de todos los seres vivos.

Su actuación, lejos de ser respaldada por el cuerpo al que pertenece, generó reacciones conflictivas que desautorizan sus competencias profesionales: se le abrió un expediente por una falta muy grave y cautelarmente fue suspendida de empleo durante tres meses. Ahora se ha dado un paso más: la dirección de la Guardia Civil ha habilitado los cauces oportunos para que Gloria Moreno pueda ser expulsada definitivamente de la Guardia Civil. Todo ello, caracterizado por una falta de comunicación transparente que mal se compagina con la que debería ser una institución pública al servicio de la ciudadanía, así suscitando malestar y alarma entre la población que tuvo ocasión de conocer la profesionalidad de Gloria Moreno.

La opacidad fomenta la impresión de que precisamente su compromiso hacia el medioambiente y el interés colectivo sea una de las razones por que se la trate con tanta dureza (cuando, en comparación, ni siquiera se ha puesto en marcha un procedimiento de expulsión para una persona definida como “dañina” e “indeseable” por la Asociación Unificada de Guardias Civiles como es el miembro de la Manada perteneciente a este cuerpo).

Nos preocupa, asimismo, que su situación en cuanto mujer se traduzca en formas de descalificación patriarcal aún muy comunes en nuestra sociedad, cuyo riesgo se puede acentuar en un contexto prevalentemente masculino, sobre todo en su jerarquía, como es la Guardia Civil.

La Federación Ben Magec y los colectivos ecologistas mencionados tienen motivos para sospechar que se trate de un caso de acoso y represalia ante el trabajo de una profesional por su reacción innegociable ante los problemas ambientales que viven nuestras islas. Por ello solicitan que se haga pública toda la información sobre el caso, y que se lleve a cabo una investigación seria que sirva para tutelar el trabajo realizado por esta profesional así como para mostrar el apoyo de las instituciones a quienes, con su labor, favorecen el respeto por el patrimonio natural de nuestra región.

Es responsabilidad de la Delegada del Gobierno en Canarias, como máxima representante local de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, asumir directamente este problema e investigar el caso Gloria Moreno, al haber indicios de estar siendo represaliada por, paradójicamente, hacer bien su trabajo sin atender a intereses ajenos a la defensa de la naturaleza.

Es responsabilidad de todos los grupos políticos sin distinciones, exigir explicaciones y acciones inmediatas al Ministro y al propio Presidente del Gobierno en el Congreso y en el Senado, los Cabildos, el Gobierno y los Ayuntamientos de las islas, como representantes políticos de la ciudadanía, deben posicionarse con claridad defendiendo la legalidad y amparando a todo trabajador o trabajadora públicos que desempeñan con dedicación y efectividad su deber institucional

Muchos otros colectivos han manifestado su posición en el mismo sentido, como la Asociación de Vecinos los Magos de la Degollada de Lanzarote, La Asociación Pueblo Maho, La Asociación para la Defensa de Los Doggi del Sur, la Red Canaria Solidaria Contra la Crueldad Animal, Federación Asociaciones Unidas por Defensa Animal (FAUDA) y la Alianza de Vecinos de Tenerife, lo que evidencia el sentir de la ciudadanía con respecto a su labor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés