Un hombre entrenaba dogos argentinos para atacar y matar cerdos vietnamitas

Los Agentes Rurales pusieron en marcha una exhaustiva investigación llegando a averiguar la masía en la que tenían lugar los hechos y realizando varias inspecciones a lo largo de 2014 y 2015.

El sancionado también criaba animales de manera ilegal y no disponía de los permisos de núcleo zoológico ni para el mantenimiento de perros potencialmente peligrosos.

El 27 de junio de 2014 la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) interpuso una denuncia por maltrato animal a los Agentes Rurales de Vilanova del Camí (Barcelona), entregando videos e imágenes de la página Facebook de un vecino de la localidad catalana. A través de las mismas se apreciaba claramente que el acusado:

  • Entrenaba sus perros utilizando cerdos vietnamitas y jabalíes como animales de “sparring”.
  • Cazaba jabalíes utilizando perros potencialmente peligrosos, Dogos Argentinos en concreto.
  • Criaba y vendía ilegalmente perros de esta misma raza.

Los Agentes Rurales pusieron en marcha una exhaustiva investigación llegando a averiguar la masía en la que tenían lugar los hechos y realizando varias inspecciones a lo largo de 2014 y 2015. Las autoridades comprobaron así que los cerdos vietnamitas utilizados para sparring eran mantenidos en cautividad en cercados de la misma masía.

- Advertisement -

Aquí eran perseguidos por los perros y manipulados de manera violenta por las personas que asistían a estos actos y que, entre gritos y burlas, los inmovilizaban, estiraban y golpeaban para que los dogos pudieran atacarlos con mayor facilidad.

Así mismo, los 18 perros de propiedad del imputado eran mantenidos en instalaciones deficientes, 9 de ellos no disponían de microchip y ninguno estaba censado. El señor R.P.G. además no disponía de núcleo zoológico para la cría de perros, ni de los permisos necesarios para el mantenimiento de animales potencialmente peligrosos.

FAADA presentó entonces denuncia por vía administrativa, ya que los hechos habían tenido lugar en 2014 y el Código Penal en vigor en esa fecha no contemplaba la inhabilitación para la tenencia de animales.

En 2017, la instructora del expediente imputó al señor R.P.G. por una infracción administrativa muy grave por maltrato animal y una infracción administrativa grave por no estar inscrito en el registro de núcleo zoológico.

A pesar de la gravedad de los cargos, la resolución dictó para el sancionado tan solo el pago de una multa de 6.000€. El equipo legal de FAADA recurrió entonces la resolución solicitando la inhabilitación del mismo para la tenencia de animales: el pasado 3 de julio de 2018 esta alegación fue finalmente aceptada y, aunque solo para un periodo de dos años, el expedientado será inhabilitado para la tenencia de animales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés