Un océano sin tiburones provoca ‘terror’ en el Planeta

Los tiburones están poco a poco desapareciendo de nuestros mares y lo único que da más miedo que un océano lleno de tiburones es que no haya nunca más tiburones.

Una revisión en 2014 del estado de 1.041 especies de tiburones, rayas y quimeras estimaba que un cuarto de los mismos están amenazados por sobrepesca, tanto porque se capturan directamente o accidentalmente. Es el grupo más vulnerable de entre todos los vertebrados estudiados hasta la fecha. Se matan 100 millones de tiburones cada año.

Pero la buena noticia es que a finales de 2020 entre toda la vorágine informativa dejamos de celebrar pertinentemente que CITES (la Convención internacional que regula el tráfico de especies silvestres y amenazadas) clasificaba a los marrajos en su Apéndice II. Esto quiere decir que solo se puede comerciar con ellos si se demuestra que dicha pesca no supone una amenaza para sus posibilidades de supervivencia y que en 2021 no se pueden desembarcar marrajos en los puertos.

Inmediatamente después, la industria pesquera declaraba cosas como Si no se mata al tiburón se matará a la flota”. Así, sin más, hay personas que ven a la mar como un recurso ilimitado de pescado sin plantearse que los datos científicos están sobre la mesa. Especialmente teniendo en cuenta que más del 70% de la flota española es artesanal, que no depende de la pesca de tiburones y que por tanto no se matará al sector pesquero.

Es más, incluso si detuvieran inmediatamente todas las capturas de marrajo común, tan solo se podría recuperar el 50% de su población para 2040. El tiburón marrajo está en una situación gravísima, en peligro de extinción. La avaricia es lo que está matando a la flota.  Y esta es la mala noticia.

- Advertisement -

Las capturas no accidentales de tiburones, no solo van destinadas a la famosa sopa de aleta de tiburón de gran consumo en Asia. Con la introducción de medidas para prohibir cercenar las aletas de tiburón, ha aumentado el mercado para su carne en todo el mundo. Pero hay productos que podemos encontrar habitualmente y no relacionamos directamente con la desaparición de los tiburones: el escualeno, un derivado del aceite de hígado de tiburón, es un ingrediente ampliamente utilizado en cremas hidratantes, protectores solares y otros productos cosméticos.

Hay que leer siempre la letra pequeña de todos los productos porque el escualeno también se puede extraer de las plantas pero lamentablemente el aceite de tiburón suele ser una opción más barata. Y el coste es muy alto, para la producción de una tonelada de escualeno se requiere aceite de hígado de hasta 3.000 tiburones.

Es necesario tomar medidas adicionales, no solo de gestión pesquera para la conservación de los tiburones. La delimitación de áreas marinas protegidas en alta mar deben preservar los puntos calientes para estas especies, acompasada por la gestión en aguas costeras donde se mueven los pequeños tiburones. Las medidas están llegando bastante tarde y se podrían haber abordado con medidas menos drásticas para la pesca pero la situación es grave y hay muchas especies en peligro de extinción. 

Y por eso es importante que en 2021 logremos consolidar un Tratado Global de los Océanos para que la alta mar no sea tierra de nadie y se aúnen gestión pesquera y conservación. Y para que se cree una red de santuarios marinos que proteja a los Tiburones. ¿Te unes? ¡FIRMA AQUÍ! 

Fuente: Greenpeace

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés