La Fundación Marineland soltará el próximo sábado en Cabrera cuatro tortugas marinas recuperadas en el último año

Al acto, que se iniciará con la excursión en barco desde la Colonia de Sant Jordi a la isla de Cabrera a las 10.00 horas, asistirán el presidente del Govern, Francesc Antich y el consejero de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens.

   Por otra parte, hasta este viernes no se confirmará, según informaron a Europa Press fuentes de la Casa Real, si a la suelta de tortugas asistirán abordo del yate ‘Fortuna’ miembros de la Familia Real, tal como sucedió en 2008, cuando acudió la Reina, Doña Sofía, acompañada de sus nietos, Victoria Federica y Felipe Juan Froilán de Todos los Santos, hijos de la Infanta Elena. Asimismo, la Reina llegó acompañada de su amiga íntima Tatiana Ratchild y de la princesa Alia de Jordania, quien acudió junto a su primogénita y sus otras dos hijas gemelas.

   Concretamente, según ha detallado a Europa Press la bióloga y responsable de la Fundación Marineland en Baleares, Gloria Fernández, este sábado se soltarán en Cabrera tres tortugas de la especie ‘caretta caretta’, que sufrieron traumatismos en las aletas anteriores por restos de redes o plásticos, mientras que la cuarta ha sido curada de una infección ocular, cuyo proceso de rehabilitación se ha prolongado durante tres años.

   De los cuatro ejemplares, dos tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente, con el fin de amputarles una de las aletas anteriores, tras haberse quedado atrapadas en redes de pesca o en plásticos, que es una de las causas principales por la que estas tortugas quedan varadas.

- Advertisement -

622 VARAMIENTOS DESDE 1993

   Concretamente, durante el periodo 1993-2010, Marineland ha registrado en las costas de Baleares 622 varamientos de ejemplares de la Tortuga Boba Caretta Caretta, tres de Tortuga Laud Dermochelys coriacea y una de Tortuga Verde Chelonia midas.      

   La principal causa de varamiento, según ha concretado Fernández, fue la captura accidental con palangre de superficie, si bien ha indicado que han ido disminuyendo los casos en los últimos años, debido a que se ha reducido el número de embarcaciones pesqueras en Baleares, a consecuencia de la crisis económica y del incremento del coste del gasoil.

   La segunda causa es que las tortugas quedan enredadas en plásticos, redes o restos de sedales, lo que les genera traumatismos en las extremidades, mientras que, por otro lado, un porcentaje de estos animales varados es hallado muerto en la costa y su estado de conservación no permitió investigar la causa que provocó el varamiento.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés