Un meteorito no acabó con el mamut y el oso gigante

La comunidad de paleontólogos mantiene un debate acerca de la extinción de estos mamíferos, ya que, cuando estos animales desaparecieron del registro fósil, se pensó que el posible responsable había sido el choque de un cometa o un asteroide contra la tierra.

   Sin embargo, la investigación niega esta hipótesis debido a que se sustenta en unos pequeños diamantes, que se dijo que habían sido creados durante la colisión, y en el estudio se explica que «han sido mal interpretados».

   Así, el responsable del estudio, Andrew Scott, ha asegurado a la BBC que «éste era en realidad el último pilar que apoyaba a esta teoría y cree que es momento de cerrar este capítulo».

   La hipótesis anterior al choque de un meteorito hablaba de que la liberación repentina de agua dulce de un gigantesco lago glaciar en el Atlántico Norte alteró la circulación oceánica y disminuyó dramáticamente las temperaturas en unos pocos años.

- Advertisement -

   Sin embargo, la teoría ahora refutada mantenía que los sedimentos de 12.900 años de antigüedad contenían materiales exóticos: pequeñas esferas de carbono, diminutas partículas de diamante e iridio, en cantidades demasiado grandes para haber surgido de forma natural en la Tierra. Además de una capa de carboncillo depositado por un fuego colosal que hubiera acabado con el continente tras el evento.

   En ese sentido, los responsables de esta nueva investigación aseguran que ningún cráter ha sido identificado. Con todo, quienes apoyan la teoría del meteorito dicen que el objeto que impactó simplemente pudo romperse en la atmósfera cuando se acercaba a la Tierra y, como prueba, han presentado colmillos de mamut que parecen tener metralla de meteorito incrustada.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés