Greenpeace alerta de que el futuro listado español de especies protegidas deja fuera a la posidonia o el sebadal

La Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad creó esta clasificación –y en su seno el Catálogo Español de Especies Amenazadas–, cuando Cristina Narbona era ministra de Medio Ambiente, con el objetivo de establecer regímenes específicos de protección para las especies de flora y fauna más amenazadas.

   La organización ecologista articula, como pilar fundamental de sus alegaciones, que «no se puede descatalogar a las especies protegidas en los anexos de las directivas y los convenios internacionales ratificados por España». Este es el caso, según Greenpeace, de la ‘Posidonia oceanica’ que figura como especie «estrictamente protegida» en el Mediterráneo en el Convenio de Berna o como Hábitat de Interés Comunitario para la Red Natura 2000 europea.

   Además, ha reiterado la necesidad de proteger los bosques submarinos de sebadales o seba y que instituciones científicas canarias poseen abundante información sobre el acelerado deterioro de los sebadales, que el MARM, a su juicio, está ignorando «reiteradamente».

   La responsable de la campaña de Costas de la organización, Pilar Marcos, ha asegurado que en pleno Año Internacional de la Biodiversidad, «las comunidades autónomas consideran la costa como una gran parcela urbanizable, con el consentimiento del Ministerio de Medio Ambiente». «Detrás de la desprotección del sebadal y la posidonia se encuentran los puertos de Granadilla, Campomanes o Ibiza», ha añadido

- Advertisement -

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés