Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Encuentran un tapir y un bóvido de 3,3 millones de años en Gerona

La excavación que este mes se desarrolla en el yacimiento El Camp dels Ninots, en Caldes de Malavella (Gerona), bajo la dirección del IPHES (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social) ha puesto ya al descubierto un tapir y un bóvido completos y en conexión anatómica de una antigüedad de 3,3 millones de años.

En los últimos años el equipo está interviniendo en dos sectores del yacimiento: uno al norte del volcán, donde se excava niveles arqueológicos del Pleistoceno superior, con una cronología que podría estar entre hace 40.000 y 10.000 años antes del presente, y otro, en la vertiente sur, en unos niveles paleontológicos del Plioceno, período que va de los 5 millones de años los 2,5 millones. En este último sector, este año se ha recuperado un esqueleto entero y en conexión anatómica de tapir, siendo el más completo del registro fósil europeo. «Se trata de un animal muy importante ya que proporciona abundante información Paleoecológica», advierte Gerard Campeny, codirector de la excavación junto con Bruno Gómez y Jordi Agustí, los tres miembros del IPHES.

Actualmente los tapires se encuentran en zonas muy concretas de Sudamérica y Asia. Es un mamífero perisodáctilo que desaparece en Europa a principios del Pleistoceno, momento en que se produce el origen de la ocupación humana en este continente. Se trata de un mamífero corpulento, de aproximadamente 1 m de altura y 2 m de longitud. Sus características nos indican que no son corredores y que comen fruta y hojas, lo que implica un entorno determinado por clima subtropical con espacios de bosque. Su extinción en Europa es probablemente el resultado de un cambio climático.

Vida en grupo

En cuanto al esqueleto completo y en conexión anatómica del bóvido recuperado, hay que remarcar que junto con los obtenidos en campañas anteriores, estamos hablando de la colección más numerosa del registro fósil europeo. En el Camp dels Ninots, el bóvido es la especie más abundante, confirmando que son animales que viven en grupo. Estos artiodáctilos, aparecieron en Europa hace 18 millones de años ya partir de los 6 millones de años tienen una forma mayor. «Los animales del Camp dels Ninots son muy grandes, no tanto como una vaca, pero claramente más que los antílopes actuales, como los ñus», puntualiza Gerard Campeny.

En estos primeros días de trabajo, los restos paleobotánicas también han sido muy abundantes. Se han documentado miles de restos vegetales (hojas, frutos, troncos, etc.), Evidencias directas del clima y paisaje del pasado.

Paralelamente a los trabajos paleontológicos, también se está intervininedo en niveles mucho más modernos (Pleistoceno superior) en los que se ha recuperado abundante industria lítica que nos informa sobre cómo eran las últimas sociedades cazadoras y recolectoras del Paleolítico superior en la comarca de la Selva.

Cesión de espacio

Por otra parte, ha firmado un convenio de cesión de espacios entre el Ayuntamiento de Caldes de Malavella y el IPHES, según el cual el consistorio municipal cede a este instituto las instalaciones del Castell de Caldes para garantizar la continuidad de la investigación y divulgación de los restos recuperados en el Camp dels Ninots.

Este año las excavaciones se iniciaron el día 2 de mayo y se prolongarán hasta finales de este mes. Intervienen una veintena de personas, entre alumnado e investigadores procedentes de universidades y centros de investigación nacionales e internacionales (España, Francia, Argelia, Armenia, Grecia, etc.). Se llevan a cabo trabajos transdisciplinares con especial presencia de la paleontología, la arqueología, la geología y la biología, para conocer mejor la evolución de la fauna y flora en el transcurso de los últimos 3,3 millones de años.

IPHES – http://www.agenciasinc.es/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés