Este martes. Sanciones ‘más duras’ de los delitos forestales en el Código Penal

El Pleno del Congreso debatirá el martes una proposición no de ley del PP en la que pide al Gobierno la revisión del Código Penal para incrementar las penas a aquellos que cometan delitos de incendios forestales.

   Así, los ‘populares’ quieren que se tipifique como agravantes estos nuevos supuestos: que el incendio se produzca en zonas de protección de núcleos de población, que los siniestros se provoquen en días de riesgo extremo de incendios forestales, que afecten a zonas forestales con especies de alto valor, o que afecten a zonas colindantes con infraestructuras y zonas de tránsito y de recreo de la población en general.

   Igualmente, solicita al Ejecutivo que se establezca la obligación del autor del incendio de adoptar a su cargo las medidas necesarias encaminadas a restaurar el monte o ecosistema forestal dañado. En España, este tipo de delitos se enmarcan en el Código Penal dentro de título denominado ‘Delitos contra la Seguridad Colectiva’.

   Según recuerda en la argumentación de su iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Partido Popular no votó favorablemente la última reforma del Código Penal «por considerar que la reforma era insuficiente y dejaba muchos flecos sin cubrir».

- Advertisement -

   Uno de estos, precisamente, apunta a los delitos por incendios forestales, que a su juicio son objeto de un trato «insatisfactorio» en el Código Penal. En esta dirección, el PP hace referencia a la Memoria de la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo, correspondiente al año 2011, que informa de un total de 96 sentencias condenatorias dictadas en 2010 en la materia de incendios, de un total de 1.780 procedimientos judiciales abiertos.

   De hecho, destaca que buena parte de estas sentencias condenatorias se dictaron en la comunidad autónoma de Galicia, donde el 77,5 por ciento de los incendios forestales registrados a lo largo del año 2010 fueron intencionados.

PROBLEMA IMPORTANTE DE MONTES ESPAÑOLES

   Con todo ello, los ‘populares’ argumentan que los incendios forestales siguen siendo uno de los problemas «más importantes» que afectan a los montes españoles. De hecho apunta que la superficie forestal en España, según datos del Inventario Forestal Nacional, ocupa más de 27,5 millones de hectáreas, que suponen el 54,6 por cien del territorio.

   Según cifras del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, hasta finales de 2010, en la última década se han producido una media anual de 17.127 incendios forestales, lo que implicaría una superficie media quemada superior a las 113.000 hectáreas anuales. Además, la práctica totalidad de los 11 grandes incendios forestales acontecidos en España durante 2010 tienen una causa intencionada.

   Finalmente, recuerda que Naciones Unidas declaró el año 2011 como ‘Año Internacional de los Bosques’ para concienciar y llamar la atención de la sociedad sobre los problemas que sufren, la necesidad de recuperar y conservar las masas forestales y resaltar el papel fundamental de los seres humanos en la protección de los bosques.

   Precisamente, a mediados de abril el ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, planteó en la sesión de control del Senado la posibilidad de revisar la Ley de jurados para evitar que quienes cometen delitos de incendios forestales, «siempre» sean absueltos, en respuesta al senador del Grupo Socialista, Miguel Fidalgo.

MÁS DE 42.000 HECTÁREAS QUEMADAS

   Según últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a fecha de 31 de marzo, a los que ha tenido acceso Europa Press, el fuego ha arrasado en lo que va de año más un total de 42.671 hectáreas de superficie forestal, lo que representa más del triple de lo que ardió en los tres primeros meses del año 2011, cuando se quemaron 13.936 hectáreas (206,2% más) en un total de 6.745 siniestros, frente a los 2.584 fuegos del mismo periodo del año anterior.

   Además, en los tres primeros meses del año ardieron un 104,52 por ciento más de hectáreas que en la media del decenio, lo que equivale a decir, más del doble que la media de la década. Esto convierte a 2012, de momento, en el peor año desde 2002 en cuanto a incendios forestales, pese a que aún no se ha iniciado la tradicional temporada de incendios, que suele comenzar a mediados de junio y concluir en el mes de octubre.

   En total, se produjeron 3.985 conatos (menos de 1 hectárea); 2.760 incendios (más de 1 hectárea) de los que 7 fueron grandes incendios, de más de 500 hectáreas, frente a los dos grandes incendios de la media del decenio y del año 2011.

   Entre estos grandes incendios destacan el registrado en el Parque Natural de las Fragas del Eume (La Coruña), donde se quemaron más de 750 hectáreas, muchas de ellas de gran valor ecológico  y otro gran incendio en la zona de Castrillo del Val (Orense), donde el 27 de marzo falleció el brigadista Higinio Vivas López mientras trabajaba en las tareas de extinción.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés