Navarra interviene tres colmillos de elefante tallados que se vendían por Internet

La Policía Foral se ha incautado de tres colmillos de elefante tallados (dos de 31 centímetros y otro de 27) que una vecina de la localidad navarra de Cintruénigo tenía a la venta en Internet. Por cada unidad, tenía previsto obtener 1.000 euros.

   Esta actuación estuvo desarrollada por la brigada de Medio Ambiente de Policía Foral, que investiga el tráfico de las especies recogidas en el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Convenio CITES), para preservar la conservación de las especies amenazadas de fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio.

   Según ha informado el Gobierno, en su labor de investigación, los agentes localizaron la venta en Internet y lograron dar con la vendedora, quien justificó su origen en una supuesta herencia familiar. Alegaba que no disponía de los documentos CITES porque se adquirieron antes de la entrada en vigor de los convenios internacionales que regulan el comercio de estas especies, hecho que la Policía Foral no pudo verificar.

   Los tres colmillos fueron intervenidos por Policía Foral y depositados en el Servicio de Aduanas. Además, el Cuerpo ha incoado un expediente de denuncia, que resolverá Aduanas.

   El convenio CITES fue firmado en Washington el 3 de marzo de 1973 por 21 países y entró en vigor en 1975. Actualmente, se han adherido 175 países, todos los países del mundo. España se adhirió en mayo de 1986.

   El Convenio CITES establece una red mundial de controles del comercio internacional de especies silvestres amenazadas y de sus productos, y exige la utilización de permisos oficiales para autorizar su comercio. Por tanto, la protección se extiende a los animales y plantas, vivos o muertos, sus partes, derivados o productos que los contengan; es decir, también se protegen las pieles, marfiles, caparazones, instrumentos musicales, semillas, extractos para perfumería, etc. elaborados a partir de especímenes de especies incluidas en el Convenio.

   El objetivo es asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas de origen silvestre sea sostenible y no ponga en peligro su supervivencia. Esto supone esencialmente prohibir el comercio de las especies en peligro de extinción y regular el comercio de las especies amenazadas o en peligro de estarlo.

   Dentro de la protección de CITES se presta una especial atención al elefante africano, en vías de extinción debido al aumento sin precedentes del comercio de marfil (creciente precio del marfil, desarrollo económico de China, etc), que fue prohibido específicamente en 1989 por un tratado internacional. Es el mamífero de mayor peso y el segundo en altura en el reino animal. Sus colmillos pueden tener una longitud de dos metros y pesar 60 kilogramos cada uno, según el Ejecutivo foral.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés