Mallorca. El águila pescadora nidifica en el Parque Natural de Llevant

El águila pescadora, una de las especies más emblemáticas y amenazadas de la comunidad, ha vuelto a criar en el Parque Natural de la Península de Llevant, tras 30 años de ausencia.

   Según ha informado en un comunicado la Dirección General de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático, la protección del hábitat de reproducción de la especie mediante la figura legal de la Reserva Natural de Cap de Ferrutx, integrada dentro del Parque, y la declaración de la Reserva Marina del Llevant en el 2007, han sido claves en el regreso de esta ave a los acantilados de la costa de Artà.

   Las acciones que el Parque Natural lleva a cabo para la recuperación del águila pescadora se centran en la vigilancia de la especie, el registro de las observaciones y el seguimiento de dos nidos que habían sido ocupados históricamente.

   Así, uno de estos nidos fue reparado el pasado invierno, con la colaboración del GOB, y en las proximidades se instaló un reclamo artificial de la especie para estimular la recolonización. Según el seguimiento realizado el último mes, durante la primavera una pareja de águilas se instaló en ese nido y crió un polluelo de unos quince días.

   El águila pescadora es un ave que vive ligada a los ambientes acuáticos y que construye el nido en los acantilados marinos. En Baleares, donde solo viven 18 grupos reproductores, nidificaba hasta ahora en la costa de Menorca, la Serra de Tramuntana y en Cabrera.

PRINCIPALES AMENAZAS

   Sus principales amenazas para la supervivencia son la electrocución en las torres eléctricas, la destrucción del hábitat y las molestias a las zonas de cría. El reducido número de estas aves en las islas Baleares hace que la recuperación de antiguos territorios abandonados sea muy difícil. Por ello, el hecho de que una pareja haya escogido esta zona para nidificar se considera un gran éxito para la conservación de la especie.

   Por otra parte, cabe recordar que otra especie amenazada que se recupera en la zona es la milana. En este sentido, cabe señalar que, por cuarto año consecutivo, una pareja de milanas ha criado como resultado del proyecto de reintroducción puesto en marcha en el 2002. A principios de junio se marcaron las alas de los dos nuevos polluelos con un código numérico y emisores, que harán posible el seguimiento individual de estos ejemplares.

   La recuperación de estas dos especies incrementa el valor ecológico y científico del Parque Natural de la Península de Llevant  y contribuye a la conservación de la biodiversidad, principal objetivo de los espacios naturales protegidos. Además, la cría del águila pescadora hará más atractiva la visita de los amantes de la naturaleza y especialmente de los turistas ornitológicos u observadores de pájaros, un colectivo que en los últimos años ha incrementado las visitas al Parque.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés