Anade dice que son insuficientes las medidas para proteger la posidonia en Baleares

La Asociación de Instalaciones Náutico Deportivas de Baleares (Anade) considera que la problemática en torno a la protección de la posidonia oceánica en Baleares se ha focalizado excesivamente en los fondeos de embarcaciones recreativas, cuando, en palabras de la directora general de Medio Natural, Neus Lliteras, «no son la única ni la principal amenaza» para esta especie protegida.

   A juicio de Anade, hay otras amenazas «de las que no se habla», como la pesca de arrastre, los emisarios submarinos, los vertidos de aguas residuales o de la filtración de nutrientes procedentes de las aguas subterráneas, tal y como ha indicado esta entidad a través de un comunicado.

   Anade, en representación de 30 puertos deportivos de Baleares, es partidaria de regular el fondeo mediante boyas sólo en las zonas en las que sea estrictamente necesario proteger la posidonia, así como que se garantice la libertad de utilizar el ancla sobre la arena, donde no se causa ningún daño al lecho marino. Según explica su presidenta, Cristina Marí «no queremos que el Mar Balear se convierta en un inmenso campo de boyas».

   No obstante, dado el alto grado de protección que se ha otorgado a la posidonia, los puertos deportivos asociados en Anade no ven impedimento en la instalación de boyas en aquellos fondeaderos que son frecuentados por embarcaciones de gran eslora.

   Este tipo de yates, cada vez más frecuentes en nuestras aguas, se ven muchas veces abocados a lanzar el ancla sobre posidonia o muy cerca de las praderas. Se trata, pues, de  casos muy puntuales que, en opinión de los puertos deportivos de Baleares, sí justificarían el control del fondeo mediante boyas.

   En cuanto a la gestión de estos eventuales campos de boyas, Anade entiende que las instalaciones náutico deportivas más cercanas deben ser convocadas a participar en ella, a fin de que puedan ser una extensión o complemento de los servicios que ofrecen los propios puertos.

   De ninguna manera estos fondeaderos deben ser nuevos negocios ajenos al sector, pues el objetivo principal no es mercantil, sino la protección del medio ambiente y el mantenimiento de los atractivos náutico turísticos que ofrece el litoral balear.

   Anade reitera su disposición a colaborar con las autoridades para diseñar un sistema que compatibilice la protección y el uso recreativo del medio marino, comenzando por la ayuda en la difusión de campañas de concienciación sobre la relevancia medioambiental de la posidonia. No todos los navegantes que proceden de países extranjeros conocen el valor de esta especie, por lo que la información ha de ser entendida como una prioridad.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés