Las administraciones se deben implicar para que ‘el Tajo no sea un río muerto’

La concejala de Juventud y Cooperación del ayuntamiento de Toledo, Nuria Cogolludo, ha reclamado «unión y complicidad» de todas las administraciones y la sociedad para que el Tajo, a su paso por Toledo, sea un río «con una agua limpia y cristalina» y «no sea un río muerto».

   La concejala ha hecho esta petición a la vez que ha anunciado que su Concejalía realizará este verano un campo de trabajo para jóvenes en la senda ecológica de la capital regional, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

   A raíz de la aparición de cientos de peces muertos en la ribera del Tajo, Nuria Cogolludo considera que la sociedad toledana necesita soluciones y respuestas sobre la suciedad del río más allá de polémicas porque «esto es una realidad que todos conocemos, que no es algo inventado desde el Ayuntamiento».

   En este sentido, la concejala ha estimado que el problema «más grave» que sufre el río Tajo es el trasvase a zonas levantinas además de los vertidos que se reciben por parte de otras comunidades autónomas. Así, ha recordado que el actual es el año hidrológico más seco desde 1912.

   En este orden de cosas ha reclamado «arrimar el hombro en intentar lograr entre todos que el Tajo vuelve a ser lo que fue» porque «la sociedad de Toledo necesita respuestas y soluciones y no más críticas ni búsqueda de culpables».

CAMPO DE TRABAJO

   Por otro lado, Cogolludo ha anunciado que su Concejalía ha puesto en marcha para el mes de julio una actividad de ocio alternativo para jóvenes de entre 14 y 30 años en torno a la limpieza del Tajo y sus riberas.

   Así, ha comentado que en el mes de julio, se realizará junto a una asociación toledana, un campo de trabajo en la senda ecológica del río para potenciar el voluntariado así como la preocupación y el cuidado de los jóvenes toledanos por el medio ambiente.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés