Madrid. Faunia registra nacimientos de diversas especies

El parque temático de naturaleza Faunia, en Madrid, está registrando durante este verano 2012 que acaba de comenzar un «boom de nacimientos» en las familias de los animales que viven en el parque gracias a las condiciones propias de la época estival, «una de las mejores para la reproducción», y a la buena adaptación de los ejemplares al entorno.

   En declaraciones a Europa Press Televisión, el biólogo conservador de Faunia, Javier Gimeno, ha explicado que la época estival «es una de las mejores» para ver animales «en plena reproducción». Por ejemplo, ocurre con los saquis, una especie de primate de la selva tropical sudamericana. También tienen nacimientos de «crías de Titi de Goelia, crías de pingüino nacidas hace apenas una semana».

   Según este biólogo, uno de los objetivos de Faunia es «conseguir potenciar la cría de estas especies en entornos controlados para reforzar sus poblaciones de origen». Muchos de los animales del parque «están en serios peligros de extinción», por eso «requieren de estos programas de cría» para poder ser «reintroducidos» en su hábitat natural.

   También Faunia ha querido explicar que «no contribuye» a la extracción de ejemplares de la naturaliza, sino «a intercambiar» esos ejemplares con otros criados en el parque «para tener poblaciones sanas».

   La alimentación es otro de los objetivos del parque cuando llega el verano, por lo que tienen «especial cuidado» en que los animales ingieran alimentos que les proporcionen «la cantidad de líquidos que ellos requieren». «En este caso añadimos frutas con mucho jugo como melón, sandia, las freasas. En ocasiones las congelamos o enfriamos para que disfruten», ha añadido.

   Gimeno ha puesto como ejemplo a los lemures, unos animales «adoradores del sol», pero que con temperaturas más cálidas «siempre buscan los sitios más cobijados», como por ejemplo, situarse bajo las ramas de los árboles o pegados a las cascadas de agua.

   «Los lemures están en grave peligro de extinción y pertenecen a un programa de cría de especies en cautividad», ha señalado este conservador de Faunia. Por ello, ha afirmado que estos cambios de temperatura «no son nada extraños» para ellos, ya que «son parte de su biología» y se limitan a buscar «zonas más tranquilas para descansar». Sin embargo, no ocurre lo mismo con aquellas especies en las que los picos de temperatura son distintos, «como en los pingüinos». Por esa razón, en Faunia recrean las condiciones de su hábitat de origen.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés