Redes sociales contra el uso de cebos envenenados

Andalucía lidera una de las principales acciones del Life+ Biodiversidad, la creación de redes sociales internacionales de lucha contra este grave problema de conservación, cuyo principal objetivo es unir a los municipios, ganaderos y cazadores, según ha informado la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta en un comunicado.

   De esta manera y coincidiendo con el 20 aniversario del programa Life, la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente celebra este jueves unas jornadas de puertas abiertas en Ronda (Málaga) para divulgar la iniciativa de lucha contra el uso de cebos envenenados y sus principales acciones. El encuentro contará con la asistencia del director general de Gestión del Medio Natural de la Junta de Andalucía, Javier Madrid, y el delegado provincial de la Consejería, Francisco Fernández España.

   Por otro lado, indica que la adhesión a estas redes internacionales se realiza a través de convenios entre la Fundación Gypaetus y las respectivas partes. Estos acuerdos voluntarios incluyen el compromiso de ayuntamientos, del sector ganadero y del colectivo de cazadores, de denunciar y rechazar el uso de veneno, así como el asesoramiento técnico por parte de la Fundación.

   El proyecto internacional Life+ Biodiversidad ‘Acciones innovadoras contra el uso ilegal de cebos envenenados en áreas piloto mediterráneas’, se desarrollará hasta 2015 en ocho regiones europeas distribuidas entre Andalucía, Portugal y Grecia. Las cuatro zonas andaluzas engloban a 55 municipios de la comunidad autónoma.

   La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente lidera el proyecto en Andalucía como beneficiaria y cofinanciadora del mismo, lo que supone un importante refuerzo para dar continuidad a la labor desarrollada desde el año 2004 en materia de lucha contra el uso de cebos envenenados en el medio natural.

   El nuevo proyecto Life+ cuenta con un presupuesto global de 5.660.886 euros, de los que 2.730.790 euros corresponden a fondos europeos. Las cuatro áreas piloto seleccionadas para su ejecución en Andalucía son la Sierra de Hornachuelos (Córdoba), Serranía de Ronda (Cádiz y Málaga), Sierra Mágina (Jaén) y Sierra Nevada (Granada), a las que se suman otras dos zonas en Portugal, una en Grecia continental y otra en Creta.

   En Andalucía, la Estrategia de Lucha contra el Veneno puesta en marcha por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en 2004, ha logrado reducir en más de un 50 por ciento los casos de empleo de los cebos envenenados en el territorio andaluz desde el año 2006, cuando se detectaron 205 casos, frente a los 89 registrados en 2011.

   En el año 2004, la Consejería creó la Unidad Canina Especializada en la detección de cebos y cadáveres envenenados, pionera a nivel mundial, que ha contribuido no sólo a su función inicial, la detección del veneno, sino también a la creación de un importante efecto disuasorio. Gracias al éxito de esta primera Unidad Canina, en julio de 2007 se puso en marcha la segunda, que desarrolla dos tipos de inspecciones, urgentes y preventivas. El número de inspección realizadas desde su creación ha evolucionado considerablemente, alcanzando desde 2004 y hasta 2011 la cifra de 2.144 en Andalucía, a las que hay que sumarle otras 13 realizadas en Baleares, Castilla la Mancha y Extremadura.

EL ALIMOCHE VUELVE A GUADALTEBA

   Por otro lado, la Consejería ha recordado que durante la temporada de cría del año 2010 se localizó la última pareja de alimoche de la provincia de Málaga, en la comarca de Guadalteba. Los análisis posteriores confirmaron que la muerte había sido provocada por la ingestión de un cebo envenenado dispuesto para el control de depredadores.

   En la temporada de cría siguiente en el año 2011, el Consorcio de Guadalteba con el asesoramiento del Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas de Andalucía, se inició el aporte de alimentación suplementaria en las cercanías de varios territorios antiguos de alimoche, con el objeto de fijar individuos errantes y crear un dormidero de subadultos. Ese mismo año se observaron algunos ejemplares subadultos que se quedaron por la zona.

   Durante la cría de este año 2012 se puede confirmar que el alimoche ha vuelto a la comarca de Guadalteba, y sigue aportándose alimentación suplementaria para que en los años venideros se fijen nuevas parejas reproductoras.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés